Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan
Viernes 8 de Enero de 2016
A- A A+

Es impresionante la cantidad de saludos, de buenos deseos que con el pretexto del comienzo de un nuevo año circulan en las redes sociales o en reuniones familiares y de amigos; todos son con mensajes de parabienes, de un mundo y de una vida mejor; los abrazos, los brindis y las sonrisas esperanzadoras cautivan el ambiente, cualquiera que éste sea. Todo parece que con las mejores vibras caminará mejor el actual periodo, hasta que hay algunos que de inmediato y con el pretexto de tomar decisiones para el bien de todos tienen la gracia de acabar con los sueños, con los buenos augurios: nos referimos concretamente a los gobiernos estatal y federal en turno.
Existen dos contradicciones muy claras en esta época: primera, cuando las personas hacen o hacemos una lista interminable de buenos propósitos con la finalidad de encarar mejor los 365 días venideros, donde las buenas intenciones, para ser mejor persona en todos los sentidos, incluido desterrar vicios y prácticas indebidas, aunque por lo regular todo queda en buenos propósitos, y; segunda contradicción, quienes manejan la administración pública y que tienen en sus manos el destino de miles o de millones de personas toman decisiones según en beneficio de las primeras, pero dichas medidas, en lugar de provocar júbilo, motivación e ilusiones, provocan rabia, desinterés y decepción.
Por lo menos en lo correspondiente a cada individuo, cada uno es responsable de sus actos, cada quien actúa como desea y es hacerse responsable de sus buenas o malas determinaciones; asimismo, disfrutará o sufrirá las consecuencias, pero es más lastimoso que acciones gubernamentales arruinen o influyan negativamente para destruir los sueños de una colectividad, peor aún, que todavía la ciudadanía pague, a través de sus impuestos y otro tipo de servicios, sueldos, aguinaldos, partidas secretas y todos los lujos que de ello emanen, un estilo de vida parecido a jeques árabes, por hacer mención de cierta comparación.
No vamos a ir muy lejos, aquí en Michoacán Silvano Aureoles llegó a gobernador respaldado por un conjunto de partidos políticos, principalmente se le consideraba un actor social con tendencias de izquierda moderada, buen negociador, buen conciliador y denostaba armonía y hasta sentido del humor; pero nomás tuvo oportunidad y a la primera enseñó el cobre porque se echó de enemigos, no sólo por las determinaciones, sino por las formas, a maestros en servicio y a estudiantes normalistas, todo con el afán de quedar bien con la Federación, que fue benévola con él en su lucha por la gubernatura y de un grupo empresarial que aplaude todo lo que huela a represión u opresión al magisterio, sin dejar de reconocer que estos y los normalistas han caído en excesos, aunque forzados a realizarse.
No sólo es el problema educativo como tal, sino la consecuencia social que ello provoca, los bloqueos, la toma de avenidas y casetas, la desatención a los niños por estar los maestros más preocupados por los impactos laborales de la reforma que en su desempeño docente, entre otras repercusiones, consecuencias que son responsabilidad más de los gobiernos que de los maestros y estudiantes encaminados a ello. Aunque la manipulación informativa de ciertos medios de comunicación siempre presentará un rostro diferente de la realidad.
Hablando de la educación, hace apenas dos días el gobierno de Peña Nieto anunció una reforma al modelo educativo, donde se contempla renovación a los planes y programas de estudio en educación básica, iniciativa que comprueba que la famosa reforma al sistema referido no era tanto en el ámbito educativo sino laboral, porque en la lógica de una reestructuración primero se debe contemplar adecuación a los planes y programas con la debida capacitación al maestro, así como aportar recursos a favor de la infraestructura para después pensar en entorpecer logros sindicales al docente, además de sancionarlo por medio de una evaluación. Es tan ridícula la reforma como lo es el descuento a la gasolina que se cacareó con bombo y platillo; o sea, primero se aplican aumentos desorbitantes y después ejecuto un mínimo descuento. ¿Dónde está la esperanza para encarar un mundo mejor, con mejores condiciones de vida al menos en lo económico?
No sólo el Poder Ejecutivo con Peña anda dando tumbos, al menos si no para ellos, sí para el pueblo, algunos diputados del PRI, que para el caso son los mismos, andan diciendo que darán la pauta para que el salario mínimo o el pago por jornada, que ahora sí alcanzará para comer, vestir, calzar, para salud y para recreación lo que ellos llaman digno; aplaudimos a los legisladores porque si logran esto los reelegimos de por vida… por desgracia todos sabemos que son propósitos valiosos que dan esperanza, aunque sólo representes un sueño guajiro.
Retomando el tema de nuestro gobernador Silvano Aureoles, hace escasos cuatro meses, durante la campaña de elecciones, se le preguntó si habría reemplacamiento para recaudar finanzas que vengan a saldar atrasadas deudas del estado, contestando de inmediato con una negativa, pero ahora, con apoyo de los diputados, quienes, se comenta, recibieron un pago extraordinario, dieron la bienvenida al año nuevo implementando este cobro excesivo que en menos de seis años se ha repetido injustamente en tres ocasiones afectando los ya de por sí gastados bolsillos de la población y destrozando las esperanzas de una vida mejor, porque cada torpeza gubernamental se va acumulando y cada golpe debilita la ilusión de vivir en un mundo más humano… más idealista. Feliz Año Nuevo 2016 y que Dios y su santidad el Papa Francisco nos amparen.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas