Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Ahora, ¿privatizarán la cultura?
Viernes 20 de Noviembre de 2015
A- A A+

Siempre hemos considerado que México debe enfrentar los retos que las condiciones actuales obligan, pero debe enfrentarlos con inteligencia, buscando la correlación entre acción y conveniencia, entre progreso y soberanía y, desde luego, en valorar lo que es de trascendencia pública y lo que es de beneficio privado, todo ello sin poner en riesgo, tal y como ha ocurrido, las condiciones laborales de los trabajadores. No obstante, tal parece que el gobierno de Peña Nieto tiene el complejo, ¿o toda la intención?, de reformar leyes, de establecer organismos que contradicen los razonamientos expuestos, pues cada reforma que presenta y que ha avalado el Poder Legislativo se han dispersado en beneficio de unos cuantos grupos, organismos o instituciones ajenas a los auténticos requerimientos nacionales, ejemplos ya los conocemos. Ahora toca el turno al sector cultural a través de una iniciativa presentada por El Señor de la Casa Blanca y que en días próximos votarán los flamantes diputados: la creación de la Secretaría de Cultura federal.
Desde varias décadas atrás, el fomento, preservación e investigación de la cultura ha estado supeditada a la Secretaría de Educación Pública, quien a través de institutos y organismos que dependen de ella orienta todo cuanto a cultura se refiere, teniendo como sustento que uno de las grandes compromisos que tiene la educación es precisamente su preservación, aquí una de sus definiciones más consensuadas: “Al educarse, una persona asimila y aprende conocimientos. La educación también implica una concienciación cultural y conductual, donde las nuevas generaciones adquieren los modos de ser de generaciones anteriores. Cabe puntualizar que igual se consideran patrimonio cultural las formaciones físicas, biológicas y geológicas extraordinarias, las zonas con valor excepcional desde el punto de vista de la ciencia, de la conservación o de la belleza natural y los hábitats de especies animales y vegetales amenazadas”, lo que implica que la cultura está supeditada o en completa interrelación con el rubro educativo; la nueva reforma que propone Peña Nieto le entrega casi completamente autonomía en las tareas culturales, además la responsabiliza de los contenidos en libros de texto de educación básica, de talleres de lectura, bibliotecas públicas, las ferias de libros y hasta los planes y programas de educación normal estarán supeditados a la nueva secretaría, que de tendencias pedagógicas poco va a saber, máxime cuando prácticamente trabajarán con autonomía absoluta, porque en la nueva ley se habla de una coordinación con educación pero estando supeditada a los lineamientos que promueva la novedosa secretaría.
Aguas porque de igual manera la reforma peñista propone pasar la prevención del delito también a la novel secretaría, cuando los valores , la ética y la moral tienen que ver con orientaciones educativas, sin dejar de reconocer que sus causas y efectos tienen impacto por la cultura social que se ostenta, sin olvidar el impacto de los medios masivos de comunicación, de las costumbres y tradiciones así como de las redes sociales en este tipo de manifestaciones.
Por otro lado, la reforma que se está cocinando, si es que ya no se encuentra hasta quemada, ha puesto a temblar a cientos de trabajadores del INAH y el Conaculta, entre otras dependencias, porque si anteriormente dependían de la Secretaría de Educación, ahora pasarán a ser trabajadores de la Secretaría de Cultura, pero la reforma no plantea, por ley, que las condiciones laborales ganadas u obtenidas serán respetadas en su totalidad, de modo que provoca incertidumbre porque ante nuevo patrón se imponen nuevas reglas, porque, no obstante que se diga lo contrario, hay experiencias de otras secretarías formadas que imponen sus condiciones y se olvidan de favorecer a sus nuevos integrantes, lo que implica un juego innecesario de estira y afloja, normalmente con resultados adversos para los trabajadores, de ahí que todas las delegaciones afectadas que tienen que ver con el binomio cultura-educación han realizado protestas en cada estado de la República para externar su inconformidad ante una ley que tiene inconsistencias en contra del pueblo, de las zonas arqueológicas, de los trabajadores y del rango de acción de la propia Secretaría de Educación.
Vivilladas tuvo una entrevista con Hugo Sandino Bautista, secretario general del Sindicato D-III-5 de Administrativos, Técnicos y Manuales del INAH Michoacán, y nos comentó que estarán muy al alba de lo que pueda suceder, que a nivel nacional tendrán una reunión representantes de los investigadores, los restauradores y los propios administrativos para que se vea la unidad en torno al repudio de la reforma que plantea una Secretaría de Cultura que, bajo intereses maquiavélicos y muy oscuros, pretenden sea rectora de la educación pública, cuando el fomento de la cultura depende invariablemente de la acción educativa.
Un milagrito más de la reforma tiene que ver con la legalización de otorgar a la iniciativa privada opciones para que se involucre en proyectos de promoción y financiamiento de la cultura, cuestión que no estaría mal a no ser que este apartado puede interpretarse como la opción real de recibir concesiones, por ejemplo, de restaurantes de comida rápida, de centros de espectáculos y comerciales en plenas zonas arqueológicas, tal y como ha ocurrido ya en recintos declarados patrimonio de la humanidad como han sido los casos de Xcaret o Tulum, por mencionar algunos, o como han tenido la intención de hacerlo en el propio Teotihuacán, donde en sus límites estaba apuntado un Wal-Mart; ahora, con la ley bajo el brazo, con la intención del gobierno federal de vender todo tipo de patrimonio nacional, con la intención de otorgar y aplicar menos recursos financieros en la promoción de la cultura, ¿qué podemos esperar? Ya han puesto en bandeja de plata las playas, los recursos naturales, las carreteras, los recursos energéticos y van que vuelan con la educación pública, nada les costará vender nuestros vestigios históricos a cualquier transnacional o empresa mexicana, cuando bien nos vaya. ¡No venden a su mami porque nadie se las compraría! Con respeto a la mami.
A nadie asombra, pero a muchos indigna, que espacios patrimoniales como el Castillo de Chapultepec, Teotihuacán, las grutas de Cacahuamilpa, Monte Albán, Chichen Itzá y en Morelia el propio edificio de la Casa de la Cultura, entre varios más, se renten o se pongan a disposición de familias o empresas poderosas para que realicen festejos particulares o hasta conciertos musicales con fines de lucro nomás porque representa belleza y lujo que nadie niega, pero que no están al alcance del pueblo y donde el pueblo tampoco obtiene beneficio de ello, pero en cambio el patrimonio nacional no sólo se maltrata, sino que se denigra y comercializa. Con la nueva ley será pan de todos los días.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas