Rafael Mendoza Castillo
Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)
Lunes 12 de Octubre de 2015
A- A A+

La comunidad de las Normales, la comunidad del CAMM y la comunidad de la UPN, mismas que están integradas por estudiantes, docentes y trabajadores de apoyo, fueron convocadas a un pleno el 9 de octubre, a las 10:00 horas, en la Escuela Normal para Educadoras Serafín Contreras Manzo, por la Secretaría de Trabajos y Conflictos de Normales, UPN y CAMM, del Comité Ejecutivo de la Sección XVIII del SNTE –CNTE en Michoacán, con la finalidad de analizar las implicaciones laborales, administrativas, académicas, culturales y políticas que subyacen en el nuevo modelo de reforma integral que hoy pretende imponer al normalismo el régimen autoritario del prianismo y la clase oligárquica, dueña del capital.
Debemos decir que la presencia de las comunidades de las instituciones convocadas fue exitosa en número y esto le dio al pleno un sentido de legitimidad. En ese marco se iniciaron los trabajos de reflexión, de crítica y de dudas sobre las directrices y fundamentos teóricos, valóricos y prácticos que orientan la propuesta de reforma integral del gobierno y su régimen político, que hoy encabeza Enrique Peña Nieto. Con estas actitudes autoritarias se abre otro frente de lucha entre lo público y lo privado, entre el interés del bien común y el interés particular.
Como siempre, el régimen autoritario lleva a cabo sus diagnósticos, sus análisis sobre la situación, condición y circunstancia, en lo externo y lo interno, de lo que sucede en la vida de las instituciones que integran el sistema de educación Normal pública en México. Otra vez, el gran ausente es la comunidad de cada una de las instituciones y quien decide, como destino manifiesto, es el gobierno y su clase hegemónica. El otro no tiene voz y éste sólo debe aceptar lo que el amo determine y quiere. Es un gobierno que sólo escucha la voz de su amo empresarial y oligárquico, nacional y extranjero.
Es indudable que tenemos que ir a la historia con el objeto de darnos cuenta del sentido y significado que el normalismo, en el campo de la formación, capacitación y actualización, ha tenido en cada época de la historia de México. Es importante afirmar que el normalismo no siempre ha sido una unidad, con un pensamiento único, sino que su trayecto es contradictorio, esto es, existe un normalismo cuyo pensamiento se ha nutrido de un liberalismo conservador, hoy neoliberalismo, defendido por los regímenes políticos oficiales del capitalismo, y hay un normalismo que se ha nutrido de ideas socialistas, democráticas y progresistas en el marco del mismo capitalismo. Dos proyectos de nación distintos.
Recordemos que el inicio de la educación Normal se ubica en las últimas décadas del siglo XIX, durante el Porfiriato, con la idea de homogeneizar la formación de profesores de las escuelas primarias y fortalecer la unidad nacional y la centralización de la instrucción pública. Desde 1873 se dictan leyes que señalan la necesidad de fundar espacios escolares para la formación de maestros. En 1885 se crea, en la Ciudad de México, la Escuela Normal de Profesores de Instrucción Primaria. Para el siglo XX ya existen escuelas Normales en la mayoría de los estados del país.
En 1905 se fundó la Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes y en 1906 se decretó la Ley Constitutiva de las Escuelas Normales para sustentar la política de formación de maestros. En ese año existían ya 45 de estas. En 1936 se crea la actual Escuela Normal Superior (para maestros de enseñanza secundaria) y en 1944, el Instituto Federal de Capacitación del Magisterio (antecedente del CAMM).
En 1947 se organiza la Dirección General de Educación Normal y en ese año se funda la Escuela Nacional para Maestras de Jardines de Niños. En 1975 se crean las licenciaturas de Educación Preescolar, Primaria, Normal y Educación Secundaria por Televisión. En 1978 se crea la UPN y en ese año se instala el Consejo Nacional Consultivo de Educación Normal, mismo que coordinará las tareas de estas instituciones.
En 1984 se incorpora, obligatoriamente, el bachillerato para el ingreso a las diversas modalidades de estudio de las escuelas Normales y elevando todas estas al grado de licenciatura (Diario Oficial del 23 de marzo de 1984). En 1988 egresa la primera generación de licenciados en Educación Normal y hacia finales de 1989 cursan estos estudios miles de estudiantes.
En 1992 las escuelas Normales son transferidas a los estados (salinato criminal y privatizador). Esto en el marco del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica y Normal (ANMEB). Cada estado asume el compromiso de la coordinación, de regular, ofrecer y asegurar educación básica, y el gobierno centralizador determina para todo el país los planes y programas de estudio para la Normal y formación de maestros de educación básica (Ley General de Educación 1993, art. 12).
A partir de 1996 se aplica el Programa para la Transformación y el Fortalecimiento Académico de las Escuelas Normales (PTFAEN). En ese mismo año se reforman los planes y programas de de estudio para la formación inicial de maestros de educación básica. Además se da inicio a la formación y la actualización del personal docente y directivo de las escuelas Normales. Arranca también el mejoramiento de la gestión institucional y la evaluación de las escuelas Normales.
Algunos estudiosos afirman que las instituciones normalistas han sufrido siete reformas en sus planes y programas de estudio, 1997-1998-1999 y 2004 para primaria, preescolar, secundaria, física y educación especial y se inicia la primaria intercultural bilingüe, aunque el acuerdo se publica en 2009. En 2005 se funda la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE), dependiente de la Subsecretaría de Educación Superior de la SEP. La DGESPE coordina y propone las políticas educativas de educación superior para las instituciones formadoras de docentes.
Recordemos que en 2009 se inicia una nueva reforma de los planes de estudio que ofrecen las escuelas Normales, y no olvidemos que en esto participó el sindicato corporativo charro (SNTE). Los maestros y maestras normalistas no creían que llegaba el lobo, ya llegó y viene bravo. Seguiremos desentrañando al lobo oficial en próximas entregas. Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)

Reforma Educativa de excepcionalidad

La minoría gobierna a la mayoría

Liberalismo, autoritarismo y centralismo

Escribir y pensar sobre el poder de explotación

Lucha entre la identidad y el sujeto

El malestar en la infancia

El poder, la sexualidad y lo femenino

Salvador Jara Guerrero y el Estado de excepción