Alma Gloria Chávez
Para una cultura de paz
Sábado 3 de Octubre de 2015
A- A A+

“Abordar el tema de la paz en un país con tanta desigualdad social y en un estado históricamente carente de ella resulta muy complicado; pero, como guerrerense, considero insoslayable la invitación que nos hace la Subdirección de Comunicación Educativa para participar en esta Camarilla”, fue el mensaje que recibimos de la compañera Irma García, del Museo Regional de Guerrero. Y al igual que ella, los días 23, 24 y 25 de septiembre pasado nos dimos cita en el Museo Regional de Michoacán (bajo resguardo del INAH) un poco más de 50 profesionales de museos para participar en la XV Camarilla de Experiencias denominada “Museos. Diálogos y acciones para una cultura de paz”, convocada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia a través de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones.
La nutrida concurrencia, mayoritariamente proveniente de museos dependientes del Instituto Nacional de Antropología e Historia, particularmente de Nuevo León, Baja California, Coahuila, Chihuahua, Estado de México, Distrito Federal, Nayarit, Aguascalientes, Yucatán, Zacatecas, Guerrero, Colima y Guanajuato, además de la Red de Museos de Michoacán (Morelia, Cuitzeo, Ario de Rosales y Pátzcuaro), encontró en esta Camarilla de Experiencias distintas propuestas que abonan la construcción de una cultura de paz, teniendo como base la función educativa de los museos.
Estas camarillas surgidas al interior del INAH se han venido organizando desde hace varios años y en distintos estados del país, ocupándose cada una de ellas de un tema diferente pero complementario en la labor educativa. Así, mediante conferencias, charlas, diálogos, talleres y cine debates, la participación de todos y todas contribuye a cumplir con otro de los objetivos planteados: reconocernos como actores promotores de espacios creativos y dialogantes en la compleja tarea de educar para la paz.
En horarios de las 09:00 a las 18:00 horas (con receso para comidas) escuchamos, reflexionamos y opinamos o comentamos en las tres conferencias, un diálogo y un panel preparados por especialistas en el tema de “Educación para la paz”, del Tecnológico de Monterrey (cátedra asociada a la UNESCO), del área de Investigación del Centro INAH Michoacán, del Museo Nacional de Historia (Castillo de Chapultepec), de la Dirección de Etnología y Antropología Social y del Centro Comunitario Ex Convento de Culhuacán de nuestra misma institución, además de la invitada especial en el panel, “La violencia estructural en México”, Deni Trejo Barajas, del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
“La paz –corroboramos– es un derecho humano que brilla como un talismán sobre la cotidianidad de hombres y mujeres sólo cuando los otros derechos humanos han sido suficientemente atendidos”. La paz es también un deber: el de cultivar en sí los caminos del encuentro con el otro y la otra, el de acoger la diferencia, el de tolerar lo distinto para llegar a respetarlo, el de reconocerse incompleto y necesitado de los otros y las otras para crecer.
El miércoles 23, en cuatro espacios simultáneos, se desarrollaron las “charlas de café”, en las que previamente se registraron las participaciones de compañeros y compañeras de diversos museos, con los temas: “Actividades educativas que fomentan el ejercicio de los derechos humanos”, “Actividades educativas para crear vínculos de cooperación entre la sociedad y las instituciones”, “Herramientas creativas para una cultura de paz” y “Actividades educativas para desarrollar la cooperación y la empatía”. En ellas pudimos conocer algunas de las experiencias de asesores y asesoras educativos, custodios hombres y mujeres, gestores culturales y responsables de difusión, que mediante estrategias y actividades sencillas, lúdicas y creativas, se han propuesto encaminar su trabajo por los senderos de la inclusión, el respeto y el diálogo.
En los talleres del día 24, luego de una visita guiada por el museo sede del encuentro y tomando en cuenta la serie de elementos contemplados en anteriores espacios (además, claro está, de las experiencias personales), los y las participantes logramos imaginar y construir diversas herramientas adaptables y utilizables en cada uno de los lugares en los que desarrollamos nuestras actividades. “Educación emocional para la paz”, “Herramientas y reflexiones para una educación democrática”, “Lectura por la paz” y “Microhistorias colectivas, técnicas audiovisuales con teléfonos móviles”, fueron los temas de los cuatro talleres.
El viernes 25, el panel “La violencia estructural en México” y la charla “Aprender a ser: por qué la educación para la paz requiere un ambiente democrático”, nos permitieron a todos los participantes, divididos en pequeños grupos, la creación de una propuesta colectiva llevada al documento “Hacia un manifiesto de la educación para la paz en los museos”, mismo que próximamente circulará –nos proponemos– en cada uno de los espacios museísticos del país.
Resulta verdaderamente increíble darnos cuenta de que actualmente y a pesar del alto grado de violencia que vivimos en nuestro país existan poquísimos espacios institucionales y ciudadanos que se encuentren trabajando en programas educativos para la paz. Por ello merecen especial reconocimiento esfuerzos como este, surgido además de una institución que tiene como nobles propósitos no sólo la protección, custodia y difusión de nuestro patrimonio histórico, natural y cultural, sino que además posee el firme propósito de convertirse en un agente promotor de cambios afirmativos en la sociedad.
Seguramente, para quienes participamos en estos tres días de encuentro, reflexión y diálogo, nos resultará necesario hacer un compromiso en los hechos, no en las palabras, para que nuestras modestas tareas cotidianas manifiesten una ética como acción, dando cabal sentido humano a lo que pensamos y decimos, llevándolo a una práctica permanente… por la paz.
Nuestro agradecimiento a los directivos del Centro INAH y del Museo Regional Michoacano, así como a compañeras y compañeros que fueron amables anfitriones, e igualmente a quienes hicieron posible esta memorable Camarilla en el estado de Michoacán. A las y los participantes, mi saludo afectuoso.

Sobre el autor
Alma Gloria Chávez Castillo. Oriunda de Pátzcuaro, realizó estudios formales en el lugar. Por interés personal complementó su formación con actividades artísticas como la pintura, la danza, el teatro y la pantomima. Su vocación de servicio le ha llevado a promover o insertarse en espacios culturales orientados a niños/as y jóvenes. Ha sido colaboradora fraterna con organizaciones indígenas de la región a través de espacios radiofónicos y prensa escrita. Promotora de lectura y cuenta-cuentos, fundadora y activista de grupos de mujeres, vive anhelando una sociedad libre de violencia.
Comentarios
Columnas recientes

16 de noviembre. Día de la tolerancia

Días de ánimas, días de ofrenda

Ética para médicos

Un hombre de principios

La invención de América

Laudato sí, mi signore.

Pátzcuaro y su legado patrimonial

Día internacional de la paz

Mujeres disidentes

De las crónicas del lago

Fecha para adultos mayores

Proyectos contra la vida

La cultura: un derecho esencial

Turismo y cuidado del entorno

Contando y recordando

Entre costuras

A ejercer ciudadanía con responsabilidad

Apuntes para una historia

Construir la democracia

El maque y su decoración

Soy el museo de Pátzcuaro

Maternidad: desde adentro

La cruz: símbolo a través del tiempo

Festejo por los libros, sus autores y lectores

Un 19 de abril de 1940

Cuando se siembran ideales

Rituales de la Semana Mayor

Ofrenda para Itsii (agua)

La utopía quiroguiana

Buscadoras de vida

Dos maestros reflexionan

Violencia entre adolescentes

Metalurgia en Michoacán

Envejecer con dignidad

Dar sentido a la vida y a la muerte

Cuidar o atender a otros

Festejos de tradición

Atentar contra la seguridad

Los diarios de María Luisa Puga

Nombrar es crear

Sida, cuando el diagnóstico es tardío

25 de noviembre: ¿por qué esta conmemoración?

Mis recuerdos de Teresita

Un guardián del lago

Defensa de la Madre Tierra

Un panteon peculiar

Hambre en el mundo

Recuerdos de un 2 de octubre

Hablemos de un hombre honrado

Cuando la naturaleza grita

La Coalición Nacional de Jubilados Pensionados

Desapariciones forzadas en México

Ejemplos sindicales

Cuando de educación se habla

Pueblos originarios

Ejercitar la ciudadanía

Violencia colectiva

Seguridad ambiental

Sobrevivir la adolescencia

La medicina de la naturaleza

Medio ambiente: nueva visión

Nuestra salud, nuestro derecho

Por el día de los museos

Maternidad desinformada

Por la cruz, a la luz

Hablar de “indianidades”

Altares para La Dolorosa

Trabajadoras del hogar

Aqua sum, agua soy

Ecología integral

Mujeres, pequeños testimonios

Francisco J. Múgica: un documental

Con perspectiva de género

Los toritos en tierra purépecha

Una auténtica “bolsa de valores”

LXXVIII Aniversario del INAH

Por el camino de la ética

Quien ama al árbol respeta al bosque

Pastorelas en Michoacán

El tiempo: medida de hombres

Nana Iurixe

Día Internacional de Lucha contra el Sida

Nombrar es crear

El respeto a las diferencias

Morir por mano propia

Celebración a nuestros difuntos

Nivel educativo, a la baja

De alta peligrosidad

ISSSTE de Pátzcuaro: Un día especial

Día del Maíz

Nuestro derecho a la cultura

Infamias globalizadas

Educacion para la paz

Esfuerzo, disciplina y amor

Maravillosamente: mujeres

Aprendiendo de los oficios

El pensamiento del doctor Bach

Fiesta de los Oficios

El trabajo del hogar

Jornadas de Peritaje Antropológico

Alerta de Género: consideraciones

Defender la educación

Gastronomía

Feminicidio

Día Mundial del Medio Ambiente

La salud de la mujer

Celebremos la diversidad cultural

Para quien educa

Mujer y madre

Día del Libro y la Rosa

Elenísima

Hombre de probidad

Trabajadoras/es de lo invisible

Ser mujer… Y no quedar en el intento

Amnistía Internacional: 45 años

Diálogo interrumpido, acuerdos incumplidos

El palacio de Huitzimengari

El palacio de Huitzimengari

Jorge Reyes: Siete años

Viejos rituales, nuevo ciclo

Desapariciones en Mexico

La inaceptable violencia

Desde tierras orientales

La medida del tiempo

Los Nacimientos en México

Cuando la fiesta es un ritual

Campaña “16 días de activismo”

Defender nuestro legado cultural

El hostigamiento es sinónimo de violencia

Mario Agustín Gaspar

Tributo a la vida a través de la muerte

Discriminacion

Votamos y participamos

Recordando a doña Caro

Para una cultura de paz

Caminos hacia la paz

Cuando una mujer disiente

En recuerdo de Palmira

Abuso de la cesárea

Abuelas (anecdotario mínimo)

De raíz p’urhé

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Celebrando el XV Aniversario de Decisiones

Territorio de volcanes

Cherani K’eri

Gobiernos incluyentes

Ejercer ciudadanía con democracia

La salud: cosa nuestra

La salud: cosa nuestra

Defender recursos naturales