Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron
Lunes 14 de Septiembre de 2015
A- A A+

Son diversas las cifras que se manejan de la deuda de los michoacanos es de lo más diversa, pero hay cifras coincidentes que indican que son 28 mil millones de pesos, aunque se ha manejado que pueden ser hasta 36 mil millones de pesos. Esto es que cada michoacano estamos embarcados con un adeudo de siete mil a nueve mil pesos cada uno.
A partir de los gobiernos de Lázaro Cárdenas Batel, pasando por Leonel Godoy y los de Fausto Vallejo, Jesús Reyna y Salvador Jara, día con día la deuda ha ido en aumento hasta llegar a los 28 mil millones de pesos. En los últimos tres meses la deuda aumentó 250 millones de pesos.

¿A usted le consultaron?

Creo que ningún michoacano consciente estaría de acuerdo con aceptar una deuda tan insultante. ¿Recuerda las cuentas mochas y desvíos? No hay culpables en la cárcel y, como “dijera don Teofilito”…
Amén de la enorme deuda, muchas de las obras que se realizaron durante los periodos de endeudamiento mencionados, algunas se encuentran sin concluir, en ruinas o en franco deterioro. Hay carreteras, vialidades, alumbrado público y de ornamento, edificios, escuelas, plazas, parques…

Y se fueron

Los nuevos presidentes municipales ya tomaron las riendas de sus respectivos puestos donde despacharán de acuerdo con las órdenes que recibirán de quienes los colocaron, es decir, de sus respectivos partidos, y estos, a vez, de los empresarios que tradicionalmente se han visto beneficiados. Seguro pagarán el favor con creces.
Diferentes informes indican que la gran mayoría de las alcaldías han dejado cuentas mochas. Muchos pendientes dejaron, entre otros, la falta de transparencia. La historia se repetirá a menos que…
Las ruinas en que dejan al estado económicamente es sólo una parte, la inseguridad con saldo de cientos de muertos y desaparecidos, los servicios de salud y educación están muy lejos de ser buenos…
Por falta de espacio sólo pondré énfasis en obras multimillonarias que a unos años de construidas están hoy en ruinas.
El Periférico está intransitable, con cráteres, y su reparación sólo dura unos cuantos días; los pasos a desnivel en las salidas de Morelia hacia Charo y Quiroga y cada uno con costos cercanos a los 350 millones de pesos tendrán que ser demolidos y reconstruidos.
El camino que conecta a Rey Caltzontzin con JJ Tablada está pésimamente construido y diseñado, pues a dos o tres años de construido tiene innumerables fracturas, coladeras y registros deteriorados. Las reparan y al poco tiempo se repite la historia. La calle Mozart padece los mismos males.
La Calzada Juárez merece un punto y aparte, debe ser demolida y reconstruida y los constructores y las autoridades irresponsables deberán rendir cuentas claras. ¿Cuánto nos costará cada uno de sus postecitos que colocaron en las esquinas y en los pasos peatonales?
El Libramiento Norte tiene infinidad de fallas, coladeras, alcantarillas, fracturas, pésimos acabados. Los constructores han denunciado que el gobierno no ha cubierto los adeudos, incluso fueron desalojados por la Policía. Salieron peladas las partes, las autoridades en turno involucradas no fueron las mismas que licitaron la obra.
Las ciclopistas sólo fueron rayas pintadas sobre las calles y que para colmo se despintaron a los pocos días. Diez kilómetros de pintura desperdiciada. ¿Cuántos millones costaron? ¿Se repetirá la historia con Poncho?
¿Quiénes fueron los constructores, dónde están y por qué no se les exige que reparen las obras defectuosas? ¿Quiénes las licitaron y bajo qué condiciones?
Transparencia señores, transparencia.

La juma

Víctor Hugo Garduño, uno de los académicos más reconocidos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, no fue tomado en cuenta por los estudios que la Facultad de Ingeniería Civil realizó sobre la obra del Ramal Camelinas que conectaría Altozano con Camelinas.
El estudio que realizó la Facultad de Ingeniería Civil, se sabe, ya fue entregado al gobernador Jara, ¿pero qué cree?, es un estudio que, a pesar de que lo pagamos los michoacanos, es secreto de Estado. Bueno, ni siquiera se confrontó con los estudios que Garduño ha realizado por años en todo el estado. ¿Conoceremos los resultados antes de la salida del gobernador del tercer turno?
Hace algunos días Víctor Hugo advirtió que la zona en cuestión es altamente riesgosa y que tiene hundimientos de cinco centímetros por año y que hace inviable cualquier obra con la envergadura del Ramal. Las autoridades son sordas, no escuchan a las recomendaciones de los expertos. ¿Quién asumirá los costos?, ¿habrá responsables?
Ya sabemos, los platos rotos generalmente los pagan los trabajadores cautivos con sus dolorosas contribuciones.
Una mancha más en la UMSNH. ¿Resucitarán algunos Hidalgos?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?

Otra travesura del EZLN

La Universidad Michoacana. ¿Laica o confesional?

Las jaurías tras los votos

¿También sin agua?

¿Qué fue de los que fueron de izquierda?

¿Estamos en el abismo?

¿Cómo hemos llegado hasta aquí sin darnos cuenta?

La transparencia y las jubilaciones en la Universidad Michoacana

¿Sólo elecciones? ¿Existen otros caminos?

¿La Universidad Michoacana encadenada?