Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho
Lunes 24 de Agosto de 2015
A- A A+

Entre lo que se piensa, se dice y lo que se hace hay distancias largas, a lo que la mente se atreve, la palabra guarda gran parte y poco muy poco queda de lo hecho. Sin saber qué soñaban los autores de la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, sí sabemos lo que plasmaron en ella, de la utopía que pensaron, parte quedó plasmada y hoy se encuentra más y más lejos. No es que la utopía haya cambiado, sino que en el quehacer de los que habitamos la Casa de Hidalgo hemos colocado una venda en nuestro rostro para impedir ver nuestro fracaso.

En la Michoacana

En su Ley Orgánica, sus principios establecen la democracia, la igualdad, la fraternidad, la solidaridad, el bien común, una Universidad para el pueblo. Esto sería el paraíso para todos y no para unos cuantos, pero cada día, con nuestro andar cotidiano, se observa que el rumbo lo hemos girado en sentido opuesto.
Hay un sinnúmero de asuntos que nos demuestran lo dicho, voy a mencionar únicamente algunos.

Sí al puente

En la colaboración anterior para la casa que me ha dado voz y la ha dado a muchos de los sin voz, Cambio de Michoacán, que nombré “Encuesta de risa de la UMSNH”, hice reseña y denuncia de ello. Es increíble que el Instituto de Investigaciones Económicas y Empresariales que, dicho sea de refilón, está reconocida en el Padrón Nacional de Posgrados de Calidad –¿posgrados de calidad y para quién?–, haya concluido que la opinión pública estaba a favor de la construcción del puente sobre el Periférico Independencia que principalmente beneficia a Kansas. Una sola respuesta de “sí” y “no” bastó para certificar su verdad, y de risa es que en la página electrónica de la Universidad aparezca sin el menor recato. Eche un vistazo a http://www.prensa.umich.mx/?p=14087.
Destaco de la nota lo siguiente: “Poco más de las dos terceras partes de la población moreliana están de acuerdo con la construcción del puente superior vehicular del Periférico Independencia, en el cruce con la vía del tren, según una encuesta realizada por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), informó José Odón García García, responsable del sondeo de opinión. En rueda de prensa realizada en el Centro Cultural Universitario, el profesor investigador de la Casa de Hidalgo, adscrito al Instituto de Investigaciones Económicas y Empresariales (Ininee), señaló que con base en un acuerdo con el Ayuntamiento de Morelia, del 31 de julio al 5 de agosto pasados, se realizó un estudio de opinión contando con el apoyo de 16 jóvenes, esto con el objetivo de conocer la aceptación en habitantes de las colonias adyacentes, automovilistas y usuarios del transporte público para la construcción del puente superior vehicular en el Periférico Independencia kilómetro 15.357. Explicó que la encuesta se compuso de una única pregunta de manera concreta: si estaban o no de acuerdo en la construcción del puente vehicular, para la cual se entrevistó a un total de cinco mil 850 personas mayores de edad, arrojando como resultado cuatro mil 493 (77 por ciento) respuestas afirmativas y mil 357 (23 por ciento) respuestas negativas, que es un grado de aceptación importante considerando los estándares de encuestas realizadas a nivel mundial, añadió”.
¿Ha observado el puente de la Avenida Madero cuando pasa el tren y en horas pico?, ¿le ha tocado estacionarse en él? ¿De risa e indignación, no?

Ramal Camelinas, ¿ahora sí?

Al menos desde hace nueve años, el asunto del “megatúnel”, después mega túneles y puentes, ha estado como noticia recurrente. La historia comienza con la invasión de la loma por escuelas privadas como el Tec de Monterrey y la UVAQ y por fraccionamientos que ofrecían el paraíso a sus compradores. Antes de eso no había ningún problema vial en ir y venir a Santa María, Jesús del Monte, San Miguel. Los habitantes de los lugares citados recordarán que en unos cuantos minutos llegaban a su destino, pero el “progreso” vino a trastocar su tranquilidad. Las aguas negras les vendrían como regalo.
A los compradores de la loma, al enfrentar el paraíso prometido y la realidad, no les queda otro remedio que exigir un camino que mitigue su viacrucis cotidiano, lo demás no importa.
Hace poco la SCT encargó a la Facultad de Ingeniería Civil un estudio de factibilidad de la obra llamada Ramal Camelinas, se sabe que la semana pasada se entregó el estudio, concluyendo que sí es viable construir el Ramal Camelinas. La noticia no ha trascendido a los medios pues, ¿qué cree?, que el estudio que pagamos todos los michoacanos es confidencial, top secret. Sólo para las cúpulas.
Por otro lado y en sentido contrario, el Instituto de Ciencias de la Tierra de la misma Universidad Michoacana ha reportado su inviabilidad; ha reiterado que la zona es altamente riesgosa por tener innumerables fallas geológicas. El responsable del estudio, Víctor Hugo Garduño, es de los pocos investigadores con reconocimientos internacionales y con el nivel III del SNI.
Ante dos opiniones distintas sobre el tema, lo mínimo a que están obligados los expertos de la UMSNH es a reunirse y se compartan y nos compartan sus estudios. Finalmente somos los que sostenemos sus trabajos. ¿O qué no?
¿Miopía o…? Los estudios del Instituto y de la Facultad únicamente se refieren al tema constructivo, que debería presentarse por la Universidad Michoacana como una conclusión de dos expertos y no por separado. El tema del Ramal es mucho más complejo y con más variables, donde no cabe la miopía.
¿Cuánto pagó la SCT por ellos? ¡Transparencia señores, transparencia!
El Ramal Camelinas puede estar sujeto a una encuesta –de risa–, como la que se realizó sobre el puente. Imagine qué opinarían los conductores atorados en los cuellos de botella de los entronques de los caminos que bajan-suben con la Avenida Camelinas. ¡Sí, sí, sí! ¡Queremos Ramal! ¡Urge!
El asunto no es tan simple como la factibilidad constructiva o el de una encuesta del sí-no, el tema debe verse desde múltiples ángulos: el riesgo, la pérdida de vidas, el económico, el del agua, las especies endémicas amenazadas, visual, histórico, antropológico, recreativo. El tema es multifactorial, no es cuestión exclusiva de una rama del conocimiento, de cerrarlo a lo constructivo implicaría miopía universitaria. Cada uno en su corral.
Lo que dice la Ley Orgánica de la Universidad ha quedado enterrado en las facultades, institutos, en las direcciones y Rectoría. El trecho entre lo que se dice y se hace es cada día más grande. ¿Nos han comprado? Uso el eufemismo para no decir algo más claro pero que incomodaría. Chin, ya lo dije, ni modo.
De un desastre en vidas, ecológico, económico, la responsabilidad caería sobre la Universidad Michoacana y sobre los que afirman que la obra.
La boca de facultades e institutos sobre el tema ha permanecido cerrada, ¿será que vivimos la comodidad, la indolencia, la indiferencia, privilegiando lo personal?

CEDH-UMSNH

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos ha hecho una recomendación a la UMSNH sobre la violación de los derechos de José María Carmona Rocha por parte del Instituto de Investigaciones Económicas y Empresariales. ¿Hasta cuándo la acatará?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?