Gilberto Vivanco González
Vivilladas
El tren, la historia de “siempre serás”
Viernes 7 de Agosto de 2015
A- A A+

Parece el cuento de “nunca jamás” pero nosotros le llamaremos el de “siempre serás”, o sea, siempre serás el mentiroso, el farsante, el abusivo, el incapaz, el vendido, el convenenciero, el entreguista, el todo lo que quieras o no quieras, el todo lo mandes o no mandes. Conste que no hablamos de ningún líder sindical o marido inoperante, nos referimos a las autoridades del municipio de Morelia, de hoy en día y de otros ayeres, todos adquieren los derechos de reubicación del tren que transita hora tras hora, volviendo loca a gran número de la población que se le ocurra transitar por los soberanos territorios de esa mole de hierro.
¿Cuántos años o décadas tiene cada aspirante a la Presidencia Municipal o a gobernador del estado prometiendo quitar el patio de maniobras de la zona urbana de Morelia? Les comunicaremos que mínimo han transcurrido 18 años, tanto así que de los primeros ediles en tocar el tema y tomarlo como su bandera, por supuesto que hubo otros, fue Fausto Vallejo y así han seguido todos los demás, convenciendo a la gente de su amor, de su benevolencia, todo por los ciudadanos; bueno, aparentemente, porque todo es más falsa que un billete de tres mil pesos, o que la fuga sin cooperación gubernamental de El Chapo y que la desaparición de los cárteles de la mafia en Michoacán; todo es pura fantasía, todo es y ha sido un magnífico pretexto para engañar a la gente, sobre todo en tiempos electorales.
No existe una capital de entidad mexicana que tenga un problema tan serio, tan enorme como el que viven los morelianos y los atrevidos visitantes; ninguna ciudad importante vive en sus entrañas la paranoia que viven en La Ciudad de las Canteras Rosas. Pero no crean que no hay trenes comerciales y enormes como los que pasas como Juan por su casa en un gran sector de Morelia, sí existen, pero los tienen regularizados en zonas despobladas de las urbes, o sea que desde hace muchos ayeres existían, pero allá, contrario al tema que nos ocupa, sí cambiaron el mentado patio de maniobras y lo mandaron a donde ya no causara problemas; ¿cuál será la diferencia?, mínimo vemos tres: la capacidad, autoridad y honestidad de los gobiernos en turno.
Hoy en día traen un discusión bizantina entre la casual e inoperante administración municipal actual que dirige Salvador Abud, vecinos de colonias o fraccionamientos afectados y la propia empresa norteamericana Kansas City, propietaria o, más vale decir, acaparadora de las vías férreas comerciales en el país, sobre la viabilidad de la construcción de un paso a desnivel o puente en un mentado Periférico, ha existido tanto chisme que al modosito de Abud, en la administración de Wilfrido Lázaro síndico municipal, se le ha metido entre ceja y ceja, primero, realizar el puente en un Periférico donde el tren pasa, y segundo, al encontrar oposición al mismo, realizar una consulta ciudadana para que opinen al respecto, consulta donde está involucrada la Universidad Michoacana.
A lo planteado en el párrafo anterior sólo diremos una cosa: es una revenda tontería construir un puente donde no se tiene presente el verdadero conflicto, porque si la solución fuera un desnivel o como se le quiera llamar, sería en el cruce de Avenida Periodismo y Siervo de la Nación, Tres Puentes, pero bien ingeniado y en el espacio del Pípila, no se requiere mucho para pensar; en otro sentido, ¿cómo es posible que le pidan a la empresa americana, ampliamente cuestionada, que pague las obras de infraestructura para que puedan esquivar sus trenes en lugar de exigirle reubicar su patio de maniobras? Es obvio que si paga un puente o la reconstrucción de una avenida como Periodismo, por muy patito que haya sido la obra, jamás saldrá del territorio que lastima… Así que no inventen.
Habrá que recordarle al presidente municipal Abud Mirabent que él está de paso y que sólo faltan unos cuantos días para que llegue el presidente municipal electo Alfonso Martínez, quien para variar, en época electoral ofreció desterrar el tren de la ciudad. Por cierto, impulsó esta campaña en la época de veda proselitista porque aparecieron dos días y un día antes de las elecciones volantes regados por las colonias afectadas que decían “¡Fuera el tren de la ciudad!”, entre otras aspiraciones. Así que por el amor de Dios y a Kansas City, Salvador Abud, deje de hacer atrocidades, dedíquese a lo poquito que le queda por hacer y deje a Alfonso el independiente, que no es independiente, que resuelva lo prometido aún en veda electoral. Aunque, por desgracia, para pena de la población diremos: el nuevo edil seguirá siendo parte del cuento “ de siempre serás”. Ojalá nos quiete lo hablador.
Es lamentable que una de las mayores victorias y júbilo de los morelianos a toda hora sea expresar “¡me jodí al tren!”, por no decirlo como nuestro folclor lo amerita! Groucho Marx expresó: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas