Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Silvano… ¡A cumplir!
Jueves 9 de Julio de 2015
A- A A+

Se dice que después de la tempestad viene la calma, en el caso del triunfo de la gubernatura del estado de Silvano Aureoles Conejo, después de la tempestad… ¿Sigue otra tempestad: ¿Cómo responder a las expectativas de los michoacanos? Y ¿Cómo y con quiénes conformar su gabinete?; responder a estos dos cuestionamientos no es cosa fácil, porque por un lado deberá priorizar un conjunto de proyectos, que sean alcanzables y, segundo, deberá responder a otras dos encrucijadas, ¿pondrá a los mejores hombres de la sociedad sin importar tintes partidistas o ideológicos o cumplirá con las cuotas emanadas de los múltiples compromisos sin duda alguna contraídos?
De modo que pasarse festejando la victoria o echarse a la hamaca serían las últimas opciones del gobernador electo; de hecho ha estado ocupado haciendo reuniones en lo corto con algunos grupos o personajes cercanos, amén de lo que por ley corresponde tratándose de relevos institucionales, es decir, ya tuvo contacto con Salvador Jara Guerrero, gobernador actual, con responsables de dependencias federales y desde luego con Peña Nieto, que según quedaron de trabajar en conjunto para sacar adelante a la entidad y que lo van a hacer en los mejores términos posibles, aunque dicen las malas lenguas que dichos acuerdos ya los habían tenido por lo que quizá no fue sorpresa que haya alcanzado el triunfo, un triunfo que a Chon Orihuela le supo más amargo que la hiel.
Normal es que ante la victoria todos se quieran subir al carro, busquen la cercanía, la vieja amistad, hablen a nombre de los partidos que lo postularon, que recuerden sus tiempos de estudiantes y muchos pretextos más para ser vistos y reconocidos; ya que el ganador en cualquier contienda pareciera que le emana miel y todos como abejas se pegan o quieren pegarse, al o los derrotados como por arte de magia se les acaba el sex appel; pero así son las cosas; luego entonces Silvano conoce o debe conocer este tipo de rituales y estrategias, por lo que deberá valorar las condiciones para cumplir de la mejor manera su mandato, lo más conveniente es en primer término definir las prioridades, revisar la estructura de gobierno, sacudir las dependencias que no sean necesarias o realizar fusiones convenientes, crear algunas nuevas que sean requeridas de acuerdo a su visión y a la de su equipo más cercano, para finalmente delinear perfiles y optar por las personas más idóneas.
El asunto es que si empieza al revés, es decir primero elegir a las personas sin un perfil adecuado, por ser amigos, compañeros, compadres, producto de amarres, recomendados o nefastos, será un mensaje negativo para la población y mal augurio para su gobierno, aunque, cabe decir, que no significa que necesariamente algunos individuos que estén en la clasificación que hemos hecho en este párrafo, no pudieran ser idóneos para determinada posición, bueno, sacaríamos de inmediato a los nefastos que por desgracia nunca faltan en estos menesteres y sin duda son fácilmente identificables.
Mucha gente, en las redes sociales, empezó a manejar suspicacias de todo tipo, señalando que los perredistas del tiempo de Godoy o de antaño estaban muy contentos tomando café en los portales de Morelia, o sea, que estaban reagrupándose para de nuevo aparecer en los primeros planos de la política local, si así fuera están en su derecho de aspirar, sobre todo cuando gran parte de ellos tienen años viviendo del presupuesto y dando saltos de un lado para otro, al igual que Antonio Soto o Fabiola Alanís (no muy aceptada entre los perredistas, por cierto) que son de los más allegados a Silvano, el problema no es de los que aspiran, sino del propio gobernador electo que tiene la obligación de hacer una selección casi quirúrgica de su flamante equipo; así que ya veremos para donde corre el agua… Agua que esperamos sea lo menos turbia posible.
Toda la estructura de gobierno es muy importante, con mayor razón si se busca una visión integral en lo que a satisfacer necesidades se refiere, pero no cabe duda que uno de los grandes retos tiene que ver con seguridad pública y el desafío que representa el crimen organizado y hasta los llamados autodefensas; pues debemos tener presente que la sacudida que dieron los comuneros de Ucareo, municipio de Zinapécuaro, por cierto paisanos de Vivilladas, y la aparición de Los Blancos de Troya en Apatzingán, representan apenas el comienzo de lo que puede ocurrir en este tema tan delicado y a la vez urgente de resolver. Es verdad que ante la terminación de un gobierno y el inicio de otro todas las fichas buscan acomodo, pero ese acomodo puede ser bastante peligroso y no sólo eso sino hasta perdurable.
Otro reto que pondrá a prueba desde inicio al nuevo gobierno será el sector educativo, pues no cabe duda que Silvano tendrá que darle rumbo a la Reforma Educativa que él mismo avaló pero que el sector magisterial, en su gran mayoría, no está dispuesto a permitir, por los temas de la evaluación sesgada y el despido en masa que se advierte y por las condiciones de aplicación de las pruebas que no coinciden con los perfiles de maestros, además por lo que se maneja en el Sector Salud relativo a la omisión de especialidades médicas del IMSS y del ISSSTE, entre otros milagritos que, tal como dijimos, el magisterio, con toda razón repudia. El tema de los normalistas y la asignación de plazas será otra piedrita en el zapato que obligará a soluciones sensatas.
La lista sobre desafíos es grande, baste recordar también la situación financiera del estado, la falta de industria, la escasez de empleo y la baja considerable en la captación de turismo, entre varios más. Para darle salida a todo ello, sin esperar milagros, Silvano Aureoles deberá tener un equipo capaz y respuestas favorables, respuestas que si bien no son para mañana… ¡Debieron ser para ayer! ¿Está complicado verdad? Juan Domingo Perón externó: Una de las cosas más difíciles de la tarea de gobernar es encontrar a los hombres con capacidad para realizarla. Pero también advirtió: Yo he visto malos que se han vuelto buenos, pero no he visto jamás un bruto volverse inteligente.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas