José Padilla Alegre
El derecho y sus glosas
A propósito de los relevos sindicales en la Universidad
Viernes 26 de Junio de 2015
A- A A+

En la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo existe un departamento de supervisión y el personal que labora para el mismo, que se encarga de verificar que los trabajadores administrativos asisten a sus labores, realicen las actividades encomendadas y permanezcan en sus áreas de trabajo a efecto de que la patronal les cubra una serie de prestaciones económicas pactadas en el Contrato Colectivo de la misma manera con los profesores; sus integrantes con el paso del tiempo se convirtieron en un sector de trabajadores menospreciados por empleados y profesores, resultado de sus actividades, ya que en nuestro país no tenemos la cultura de la responsabilidad, producción y ética en nuestro desempeño laboral, fenómeno que también se da en la máxima casa de estudios del estado, lo que hace necesaria la existencia de una supervisión, aunque la misma sea incómoda para los sectores que supervisan.
Pese a esa labor tan importante, los supervisores, con el paso del tiempo fueron olvidados por la patronal en cuanto a prestaciones económicas, ya que no obstante ser trabajadores administrativos, no se les otorgan las bondades del Contrato Colectivo de Trabajo que la Universidad tiene firmado con el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana –SUEUM-; por esa razón en el año 2011 en el último intento por organizarse dio sus frutos al quedar constituido el tercer sindicato en la Universidad, ya que al coaligarse los de supervisión con otros empleados administrativos que no estaban sindicalizados, obtuvieron el registro sindical 4/2011, por lo que desde enero del año 2012 existe el Sindicato de Empleados de Confianza de la Universidad Michoacana -SECUM.
La obtención del registro sindical no fue fácil, no obstante que se encontraba al frente de la administración pública estatal el Partido de la Revolución Democrática, cuya impronta en el nombre, se presume es eje de gobierno, es decir debe haber democracia en el gobierno, pues no fue así en la administración de Godoy, por lo que al haber negado el registro sindical fue necesario recurrir al amparo indirecto, el que les fue concedido para el efecto de que la autoridad de trabajo en funciones registrales -Junta Local de Conciliación y Arbitraje- revisara una vez más los documentos presentados y de cumplir con los mismos otorgarles el registro sindical, lo que finalmente sucedió.
Y el primer acto de la organización sindical fue visitar al rector, que en ese tiempo era el doctor Salvador Jara Guerrero, persona que fue grosero en su trato, al no atenderlos como se debe conducir quien es el representante de la Universidad, ya que en ningún momento dejó de atender su computadora, es decir no les dio la cara y los amenazó con despedirlos, continuando con su “trato” hostil, ya que después de haberse presentado no los volvió a recibir, por lo que los integrantes del comité presentaron una queja a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, organismo autónomo que realizó su labor en contra de su naturaleza por dos personas, ya que el licenciado Martínez Gallardo y el presidente Cázares hicieron todo lo que estuvo a su alcance para archivar la queja, seguramente porque a ambos los movía el interés por congratularse con los funcionarios de la Universidad en ese entonces, en atención a que los dos son profesores de la Facultad de Derecho y sólo la postura de la visitadora para la región Morelia que en esa época era la licenciada Yurisha Andrade Morales, hizo posible que al final se emitiera una recomendación en contra de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo por el comportamiento del patán rector hoy gobernador sustituto del estado, a la que por cierto ni se cumplió ni se publicó y si la ciudadanía se enteró fue por la publicación de la noticia (Cambio de Michoacán, 31/X/2014), pero no porque la Rectoría la hubiese publicado.
Ante la ausencia de diálogo con el rector para el pago de una serie de prerrogativas económicas que marca la Ley Federal del Trabajo y con motivo de las tácticas dilatorias del secretario administrativo, del tesorero y del abogado general ya que con esos funcionarios se realizaron varias reuniones, todas sin resultado alguno y sólo para escuchar las necesidades de los afiliados al SECUM, fue necesario demandar a la patronal a efecto de que mediante laudo constitutivo se le ordenara a la Universidad aplicar el Contrato Colectivo de Trabajo que tiene firmado con el SUEUM en cuanto sindicato mayoritario, toda vez que hoy existe el Sindicato de Empleados de Confianza –SECUM- conformado también por empleados administrativos como los del SUEUM, litigio que se sigue desarrollando desde el año 2012 ante la Junta de Conciliación esperando que el veredicto no se alargue por varios años más y que su resultado sea positivo.
Una estrategia más para obtener resultados favorables para los integrantes del sindicato fue ampliar el periodo del comité para empatarlo con el de Rectoría, por lo que se amplió de tres a cuatro años el ejercicio para hacerlo coincidir con el cambio de rector y desarrollarse a la par del cambio del representante legal de la Universidad, razón por la que el martes de esta semana (24/II/2015) se llevaron a cabo elecciones para el cambio de comité directivo, resultando vencedora la Planilla Blanca frente a la Verde.
El síndrome de las mafias sindicales. (Francisco Cruz Jiménez, editorial Planeta, 2013) en su libro “Los amos de la mafia sindical” establece: “…Los «grandes» líderes sindicales de México son lo que parecen y lo que aparentan: viejos dictadores, caciques depredadores, cínicos derrochadores. Una relación perversa con el poder les ha permitido forjar una gerontocracia tan profundamente antidemocrática que no admite crítica, y se adapta a cualquier escenario, situación o ideología. Por ellos, en México parece practicarse una sola política laboral: la del cinismo, abundancia para unos cuantos privilegiados; pobreza, carestía e inflación para los más…”.
En efecto a la “nueva directiva” de SECUM, lo invadió el síndrome de las mafias sindicales, ya que de nuevo sólo tienen la incorporación de una persona en la secretaría que lleva el libro de actas de asambleas, la que de facto venía desarrollando las funciones ante una indisposición de la titular de la cartera, el resto de sus integrantes está repitiendo -reeligiéndose-, lo cual no tiene nada de malo, ya que si bien es cierto los estatutos no lo prohíben, pero tampoco lo permiten, sin embargo contender en condiciones de igualdad era darle una oportunidad a la democracia [pero como bien dice Cruz Jiménez, son antidemocráticos, los amos sindicales]; pues, hicieron todas las marrullerías posibles para continuar en la representación del comité, porque nunca se hizo del conocimiento junto con la convocatoria o en fecha posterior a la emisión de la misma la lista de los miembros activos del sindicato a que se refiere el inciso b) del artículo 24, que rige la vida interna de la organización, por tanto no hubo padrón electoral, es decir que se dejó en desventaja a la Planilla Verde al no permitirle conocer a los posibles votantes, lo que le impidió realizar sobre todos los posibles votantes proselitismo; también con infracción al artículo 18 en relación con el 17 del ordenamiento en cita, se emitió una convocatoria que no informaba del lugar y de la hora de la elección y sólo 24 horas antes de la jornada electoral vía telefónica le hicieron del conocimiento a la candidata a la Secretaría General de la Planilla Verde que sería en la Sala de Juntas del Consejo Universitario de las 16:00 a las 20:00 horas, la elección del nuevo comité, con esa incertidumbre para con la base y los contendientes de la otra planilla, se condujeron quienes representaban a toda la base, los que sólo estaban realizando trabajo para su reelección, lo que finalmente lograron.
Continuará.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El aeropuerto y su consulta

DEL 68 AL 2018

Las reformas a la ley burocrática del estado

15 de septiembre y Ayotzinapa

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad