Juan Pérez Medina
La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables
Martes 23 de Junio de 2015
A- A A+

Para refrescar nuestra memoria, recordemos, estimados lectores, que el gobierno federal, a través de un Congreso convertido en comparsa, aprobó en contra de la voluntad de la inmensa mayoría de los maestros de México y, sobre todo los que pertenecen a la CNTE, una serie de modificaciones al artículo 3 de la Constitución para poder crear una nueva ley denominada Ley del Servicio Profesional Docente, de carácter administrativo y laboral que afecta negativamente a los maestros de educación básica y media superior del país, bajo el falso argumento de llevar a cabo una Reforma Educativa.
Recordemos que el magisterio nacional se manifestó por todo el país en contra de esa ley para que se escuchara su voz y que los lacayos del Congreso ni vieron ni oyeron. Como se supo en su momento, la mayoría de los diputados, traidores y paleros, votaron sin conocer la ley y sus consecuencias, entre ellos el actual gobernador electo, quien vendió su alma al Diablo a cambio de la gubernatura de Michoacán. Desde entonces la suerte de los electores michoacanos para el 2015 estaba echada. Ahí vimos votar al profesor José Luis Esquivel Zalpa sin empacho alguno en contra de sus compañeros docentes.
Deben saber los padres de familia que la Reforma Educativa que tanto defienden el gobierno y los empresarios es la reforma propuesta precisamente por el sector más reaccionario del empresariado nacional y no es –de ninguna manera– resultado del consenso de la sociedad, como ha quedado demostrado en los tres años de desgobierno del PRI.
Deben saber los padres de familia que la cacareada Reforma Educativa de Peña Nieto, Silvano Aureoles y Mexicanos Primero, es totalmente inexistente, que no hay cambios a los planes y programas de estudio, sino una profundización de lo planteado desde 1982, y mucho menos un nuevo modelo educativo, incluso, así lo vino mencionando el propio Silvano Aureoles en su discurso de campaña: “La reforma se debe aplicar, pero falta construir el modelo educativo”, a confesión de parte relevo de pruebas.
Deben saber además que la evaluación no es una novedad en el proceso educativo, sino que ha formado parte de él en todo momento histórico. La reforma pretende establecer medidas de control sobre los docentes, mediante el uso de la evaluación como herramienta que al margen de proceso educativo pretende “meter en cintura” a un sector de trabajadores perteneciente a la CNTE y que desde hace más de 35 años ha mantenido su rebeldía ante las malas acciones de su sindicato y el gobierno.
Lo que sí saben los padres de familia es de las malas condiciones que tienen las escuelas donde reciben clases sus hijos (que no los hijos de los integrantes de Mexicanos Primero, que van a escuelas privadas de alto costo); sin un adecuado mantenimiento, salvo el que reciben con base en el esfuerzo que ellos mismos hacen; sin la tecnología de punta necesaria para atender los retos de este siglo y sin los espacios suficientes para atender el proceso educativo en condiciones adecuadas. Saben los padres de familia que el gobierno no aporta lo necesario y sí hace que cada año sean ellos quienes aporten para medio mantener las instalaciones en mediano estado. Los pobres de la entidad tienen también las escuelas más pobres y, por ende, la educación más pobre.
La Reforma Educativa es el resultado del odio de la clase dominante hacia los maestros y, en particular, hacia los maestros de la CNTE. Es una reforma que se antepone al interés general y por ello mantiene el conflicto permanente. No se quiere reconocer, pero lo que ha hecho el Congreso en contra de los maestros es una impositiva legislación condenada al fracaso.
Todos aquellos que viven molestos con los maestros (como “verdaderos trogloditas” los calificó el editorial fascista del 20 de junio de este diario), ya deberían saber que la movilización, su esfuerzo y la forma en que han desafiado la autoridad y asumido los riesgos que ello implica, son responsabilidad del gobierno y su nefasta ley. Y no habrá tregua.
Qué los maestros no hayan sido capaces hasta este momento de explicar al pueblo las causas legítimas de sus acciones no sólo es su responsabilidad, sino en gran parte de los medios de comunicación privados y sus comunicadores que a diario les recetan una andanada de insultos, vituperios y descalificaciones, sumándose a la campaña de odio que han desencadenado los dueños del poder económico y político de este país.
Que los maestros no hayan sido capaces de construir y generar una estrategia diferente que los lleve a recuperar el consenso que otrora tuvieron y a sumar a la población a su lucha, no es totalmente su culpa, sino de sus dirigentes que son incapaces de llevar a cabo un análisis correcto de las circunstancias y atender contextualmente las limitaciones y errores de sus acciones. Cambiar la táctica, por ejemplo, sería el que el magisterio se sumara y convocara a los ciudadanos a la movilización nacional, y en particular a la que se llevará a cabo en Morelia esta semana para exigir la libertad del doctor Mireles, que cumplirá un año preso, y de todos los legítimos autodefensas, además de la exigencia de justicia en el caso del asesinato de Enrique Hernández, de Yurécuaro, y que se congregara la misma cantidad de maestros que lo hicieron el pasado viernes 19 de junio. Cambiar la táctica, por ejemplo, podría llevar al magisterio a convocar a los morelianos a exigir al gobierno una efectiva seguridad pública que acabe con los asaltos y la violencia cotidiana en la ciudad.
Sumarse a las demandas del pueblo haría que los ciudadanos voltearan a mirar de otra forma a los maestros y a preguntar con oídos atentos e interesados sobre las razones que los mueven. Evitar el aislamiento, que es la pretensión del gobierno, es más que nunca un imperativo. Las acciones “radicales” a las que convocan los de siempre y que significan atentar contra la población son sin duda como el haraquiri. Es actuar en contra del objetivo trazado. Deberían saberlo. No son las acciones violentas las más radicales, sino por el contrario, las más atrasadas. Se necesita apostar por la acción de la confluencia, por adoptar la ética como el principio primordial para la acción. Es urgente reunirse a escuchar a los padres de familia acerca de sus problemas y no solo para comunicarles de los nuestros y justificar la ausencia del aula. Se requiere oírlos y juntos comenzar a construir una relación bienhechora. Luchar por sus demandas sería extraordinario. La acción política tiene sentido si vamos con el pueblo y no aparte de él. No le demos la oportunidad al gobierno de actuar contra el movimiento magisterial. Recordemos que “unidos y organizados venceremos”.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El Movimiento magisterial michoacano y las condiciones que lo hicieron posible

Organización, lucha y unidad popular ahora y desde abajo

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México