Hugo Rangel Vargas
7 de junio: Las lecciones de la elección
Viernes 12 de Junio de 2015
A- A A+

Sin concluir aún el proceso electoral a cabalidad, dado que resta aún por conocer la declaratoria de validez por parte de las instancias jurisdiccionales en muchas de las elecciones que se celebraron el pasado domingo, la jornada comicial ha arrojado luces sobre el sentir de la ciudadanía en diferentes latitudes de la geografía nacional; lecturas que están sobre la mesa como un rompecabezas listo para ser armado.
El gran marco del resultado electoral arroja a un PRI revitalizado que, en conjunto con su aliado el Verde, acumula más de la tercera parte de los alrededor de 40 millones de sufragios emitidos. Frente a ellos la oposición, desprovista de banderas políticas y mimetizada con el partido en el gobierno después del Pacto por México, tiene a un Partido Acción Nacional en plena crisis política y con una lucha intestina que será de largo alcance; así como a una izquierda pulverizada en al menos tres fuerzas políticas que tienen claras diferencias en términos de posicionamiento político: el PRD, Morena y Movimiento Ciudadano.
Con las alternativas prácticamente canceladas, el elector fue invadido por ofertas políticas inauditas que iban desde payasos, futbolistas hasta personajes de la farándula postulados por diversos partidos políticos e incluso como candidatos independientes; todas ellas y los diferentes partidos sin embargo, no lograron concitar una participación que superara al 50 por ciento de los ciudadanos.
En Jalisco, el triunfo de Enrique Alfaro en la alcaldía de Guadalajara fue la locomotora que colocó a Movimiento Ciudadano como la principal fuerza política en una entidad estratégica en la geografía mexicana, Jalisco. Su victoria revitaliza a una parte de la izquierda electoral a la vez que, junto al avance de Morena en el Distrito Federal, enciende alertas sobre la necesaria revisión y rediseño de esta oferta política si es que quiere aspirar a sobrevivir rumbo al 2018.
En Nuevo León el surrealismo electoral fue perfilando desde hace meses la posibilidad de un histórico triunfo para un candidato independiente. Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, candidato exiliado del PRI, logró despertar simpatías con un discurso retador y alejado de la ortodoxia de la clase política neoleonesa, a la que ahora seguramente tendrá que enfrentar en el Congreso desde el ejercicio gubernamental.
En tierras michoacanas tres estampas de la elección resultan significativas aunque en cierto sentido contradictorias.
La primera de ellas es el fracaso inesperado del Partido Acción Nacional, que es llevado prácticamente al punto del exterminio. Y es que cuando todo mundo esperaba que el voto de castigo le cobraría facturas al PRI después de los escándalos públicos de funcionarios y líderes de dicho partido vinculados al crimen organizado, el gran derrotado de la elección es el albiazul y fundamentalmente el calderonismo, que cayó abatido a dos fuegos: el de los otros partidos y el de la propia dirigencia nacional del PAN.
La segunda estampa se encuentra en el municipio de Tancítaro, en el que una inaudita coalición de seis partidos políticos (entre ellos PAN, PRI y PRD) alcanzó apenas el 53 por ciento de los votos; situación que deja entrever que en política uno más uno, no siempre suman dos; más aún si estas sumas se dan en un contexto de escepticismo como el que propiamente vive aquella población en la que proliferó el movimiento de las autodefensas hace un par de años.
La última estampa michoacana del proceso electoral está en el triunfo en Morelia del candidato independiente a la alcaldía, Alfonso Martínez. Ahí, más allá del grado de rechazo de la ciudadanía hacia los partidos políticos, salta a la vista el derrumbamiento de las estructuras del PRI que habían rebasado los 100 mil votos en las dos últimas elecciones, pero que hoy alejados de su patriarca Fausto Vallejo, apenas rebasaron los 58 mil votos. Valdrá la pena cuestionarse sobre la orientación que tomaron estas redes en la capital michoacana claramente ancladas al liderazgo hegemónico de Vallejo Figueroa.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

100 años, sólo un Pedro

Fidel, a un año de tu ausencia

Ayuntamientos en crisis

Uber en Michoacán

En defensa de la política

Michoacán: presidentes vulnerables

La ilusión del Frente Ciudadano

Imposturas en medio de tragedias

La tierra cruje

Por qué López Obrador

No mentir, no robar, no traicionar

Se llama Harvey

El expulsionismo militante

El “casting” del FAD

El ejemplo de Rafa y Julión

México, Venezuela y el TLCAN

El dinosaurio se niega a morir

A la altura de la maestra

El socavón de la corrupción

El origen de la vanidad

PRD: La impericia de la codicia

2018: Comienza el juego de imposturas

Las opciones de Mireles

Después del 4 de junio

Correa: La reivindicación de la esperanza

Burguesía a la mexicana

PRD: El discurso “definicionista”

Carmen Aristegui: La nueva patzcuarense

Yarrington, Duarte y la capacidad de asombro

Todo está en la mente

Cárdenas y la mayoría necesaria

La turbulenta izquierda y el enturbiado país

Patria antes que partido

¿Nueva?, ¿izquierda?

Michoacán, hacia un nuevo interinato

Autodefensas: cuatro años de afrentas

La diáspora perredista

#NoEsTrumpEsPeña

AMLO: ¿El triunfo irreversible?

El contrasentido del acuerdo peñista

Gasolinazo y crisis de confianza

Chávez, el parto pendiente

Postdata: Sobre los buenos fines

Casi al fin del mundo

Casi al fin del mundo

El Buen Fin

Trump: El villano favorito

Estados Unidos: lo que está en juego

De “salvador” a “jodedor”

El caso López Obrador

Tras los recortes

El falaz `paralelismo´ Clinton-Zavala

Los pendientes de los Calderón

Los diez minutos de El Tuca

Movimiento al 18

Las redes y Juanga

Peña Nieto: por si faltara poco

Políticas públicas sin medición

Peña Nieto: entre amistades, disculpas y rechazos

Election day

Inauguration Day

Inegi, acribillado

Una mayoría política, para una mayoría electoral

PRD: Un momento para aprovechar

2018:El tiempo de honrar a Heberto

¿Por qué no le creo a Jesús Ortega?

Después del 5 de junio

Muy al sur de Morelia

Mireles: Sin derecho a la rebelión

Trump: La amenaza de la estulticia

Del “ya me cansé” al “mal humor”

AMLO y EPN, dos caras de la misma moneda

Pedro Infante vive

Al diablo con sus instituciones

Legisladores bizantinos

La cumbre de la usura

Legislativo: Desequilibrio de poderes

Un Eco a la eternidad

Bernie Sanders: La esperanza de lo imposible

Febrero: Episodios de colonialismo y de libertad

Acciones afirmativas: El debate continúa

Participación ciudadana y construcción de gobernanza

Bautista, la alternativa perredista

Temixco: La vulnerabilidad revelada

La crisis que se asoma

Sudamérica: ¿Una golondrina que hace primavera?

Autodefensas y fibrosis social

PRD: Las alianzas posibles

Reformas fracasadas

Basave: Por la redención de los intelectuales

Canarios: la resistencia

Por México Hoy

PRI: La guardia al Maximato

Pátzcuaro: La ciudad de la utopía

“Un amigo se metió a la mafia…”

La confesión de la usura

Estados Unidos y Europa: Medidas divergentes, resultados diferentes

Presupuesto base cero: pretextando eficiencia

Cerati: Pasión por la eternidad

Inflación controlada, ¿el fin del fetiche?

2016: El año de la verdad

Cárdenas frente a Navarrete

Deuda pública federal: ¿Quién la detiene?

Los temores de Peña Nieto

Semeí, Mireles y el Tri

Política ficción: Una sucesión sin control

Grecia: Lo que está en juego

Libertad a Mireles

EPN: Crecimiento económico, popularidad y elecciones

7 de junio: Las lecciones de la elección

Itinerario de campaña

Jara: La pesadilla que está por terminar

Pátzcuaro: El costo de la municipalidad

Salarios y precios: una carrera perdida

Apuntes para una política de desarrollo rural

La piedra de toque de Peña Nieto

Sin lugar a duda… los Calderón

Hipólito Mora: libertad sin justicia

BRICS: ¿El principio del fin de una hegemonía?

Aplausos desaparecidos

¿Estado laico?

Michoacán: Las cartas están echadas

…Y no te volverán a aplaudir

El legado de Castillo

2018: Los adelantos del festín

2015: El paradigma en develación

Michoacán es un desmadre

2014: Lugar indeterminado

EPN: Revolución cancelada

EPN: La desproporción del derrumbe

El momento de Goyo y los nicolaitas

Economía campesina: Economía libertaria

Economía campesina: economía libertaria (Primera de dos partes)

Convención de Aguascalientes: El centenario

Contepec: Desempantanar a Michoacán

“La Tuta” y la mano que lava a la otra

PRD: La nueva cuota de sangre

Tauromaquia: el ejercicio de la libertad

EPN: La nomenklatura

Consejo Económico y Social de Michoacán: Las resistencias

La madre de las consultas

Reformas: de Acapulco a Atlacomulco

Michoacán: entre la desmemoria y la ignominia

FVF: El riesgo de los ciegos y los sordos

Y sigue la yunta andando

Televisa: El pecado original

Campo y Reforma Energética: la lucha que viene

Los pendientes de Alfredo Castillo

La rebelión de la humildad

Crecimiento económico: Guerra de tecnócratas