Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Momentos decisivos
Jueves 28 de Mayo de 2015
A- A A+

La contienda electoral en Michoacán, así como en otros estados de la República, está a pocos días de enfrentar uno de los momentos más importantes de todo el proceso: el sufragio. Todos, candidatos, partidos y población, así como medios de comunicación, necesitamos darle un enfoque distinto a dicho momento; un momento donde deben conjuntarse los aspirantes, las propuestas, los institutos electorales, los partidos políticos y su historia sobre cómo han gobernado y desde luego la ciudadanía que, a pesar de lo poco ilusionada que se encuentra, por tanto objeto de burla y de olvido que ha sido sometida por gobiernos locales apáticos e ineficientes, pero su participación es fundamental para emitir un voto libre y razonado; de otra manera, sí, ante el acoso de los partidos tramposos cae en sus garras, respondiendo a la compra del sufragio y de sus conciencias, es muy probable, que una vez más se esfume el anhelo de contar con un gobierno mejor, diferente.
Siendo fríos, debemos reconocer que hay dos tipos de proselitismo: uno, el que se mueve públicamente, donde los candidatos realizan visitas, mítines, entrevistas, entre otras acciones que en conjunto con su equipo y de inquietos activistas buscan, aprovechando todos los medios y recursos a su alcance, impactar en la población votante; y dos, el proselitismo que se realiza por debajo de la mesa, por abajo del agua como de manera coloquial se expresa y donde la guerra sucia, la mapachería, las acciones fraudulentas y la compra indiscriminada del voto tratan de inhibir una participación reflexionada de la gente, así como destruir la limpieza de un proceso que debe caracterizarse por ello, pero que se puede convertir en un auténtico cochinero; perdón por la expresión pero no encontramos un calificativo más decente.
Una contienda política pulcra daría certidumbre y rumbo definido a nuestro estado y a cada municipio, porque significaría que imperaron, por encima de todo, la militancia, las propuestas y la calidad de los candidatos, incluso de los propios partidos, aunque hoy en día gran peso lo tendrá el personaje y no el instituto que lo promueve; significaría que de alguna manera se hizo un trabajo para ganar adeptos, para convencer; aunque ya sabemos que a la hora de gobernar el poder no sólo corrompe, sino que también desgasta; de ahí también la trascendencia de seleccionar gobernantes con valores familiares y sociales, capaces de actuar, sobre todo, basado en las necesidades de la gente y en los programas que su rango de influencia requiere.
Otra cara de la moneda sería si sobre lo planteado en el párrafo anterior imperara la mano negra, la guerra sucia, y demás aberraciones electorales, que por desgracia, varios candidatos están padeciendo, porque su impacto mediático podría orillar a elegir un perfil menos idóneo, menos capaz y menos aceptado, pero no sólo eso, quedaría engañado el proceso que cuesta millones de pesos a la población, que no al gobierno ni a los partidos políticos; lo que es peor, lograrían su propósito aquellos que le apostaron a la trampa y al fraude, dejando al ciudadano común en estado de indefensión porque si alguien se maneja a través de argucias y marrullerías para obtener sus propósitos significa que es indigno para representar un pueblo que, en su mayoría, ha sido azotado por la negligencia, incapacidad y apatía de malos gobernantes.
Ante los escenarios presentados cabe señalar que por infortunio cuando un candidato o partido han violado la Ley Electoral, en la mayoría de los casos logran la impunidad, porque ya sea que supieron actuar en lo oscurito con eficacia, porque no se denuncia o porque los reglamentos electorales son ineficientes, corruptos, o demasiado blandos para castigar, sigan forjando sus fechorías.
Deseamos que en este proceso electoral el sufragio represente el testimonio fiel de los votantes, tanto en su libre forma de pensar, como en su auténtica decisión al cruzar las boletas; que sea mentira que los crayones de las casillas se puedan borrar para después manipular los resultados.
En la presente contienda demandamos que nadie asista presionado o condicionado, que exista madurez política entre los candidatos, que se castigue a quienes manipulan o publican encuestas sin sustento alguno, que el grupo disidente del magisterio que amenaza con boicotear el proceso (no permitiendo la instalación de casillas en las escuelas donde influyen) lo reconsidere, porque dicho actuar pudiese beneficiar a los partidos tradicionales que ostentan el voto duro y a los que dicen aborrecer; aspiramos sobre todo a que las promesas y propuestas de los candidatos sean viables y convenientes, que a dichos candidatos se les ablande el corazón para que dejen de traicionar a la gente, ya que hemos comprobado que muchos de los rezagos existentes no siempre tienen limitación financiera, simplemente ha sido falta de sensibilidad, honestidad y de buena voluntad. Aunque reconocemos lo que dijo Voltaire: Nunca ha habido gobierno perfecto porque los hombres tienen pasiones; si no tuviesen pasiones, no necesitarían gobierno. No obstante, Jacques Duclós, político francés, también regaló otra reflexión: El mejor gobierno no es aquel que hace más felices a los hombres, sino aquel que hace felices al mayor número de personas.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas