Gilberto Vivanco González
Vivilladas
ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente
Viernes 15 de Mayo de 2015
A- A A+

La Escuela Normal Urbana Federal Profesor J. Jesús Romero Flores, el 17 de febrero del presente año, recibió la distinción de Benemérita y Centenaria de manos del Congreso del Estado, el día de ayer se sumó otro laurel a su fructífera historia: la Medalla Michoacán al Mérito Docente, lo que reafirma la trascendencia que en la formación de maestros ha tenido tan elogiada institución. Son 100 años de vendavales, de curso firme, de épocas distintas y representativas de México y Michoacán. En sus aulas se han formado docentes que han crecido en otros rubros de notable impacto.
La tarea de educar se ha vuelto cada vez más compleja por las diferentes interacciones que se presentan en las instituciones educativas. El compromiso de los centros normalistas radica en vigilar los principios filosóficos del sistema educativo, promoviendo entre sus estudiantes la reflexión y la investigación como herramientas primarias en su formación y práctica profesional, buscando la relación oportuna con el entorno inmediato de la práctica escolar a fin de mantener vínculos efectivos con el campo laboral de sus alumnos y estar vigentes en la gran tarea que se les ha encomendado: formar docentes de calidad y agentes de cambio para la sociedad.
Desde el momento de su creación hasta la actualidad, la formación docente en educación básica, a cargo de las Normales en nuestro país, se ha adaptado a las exigencias de la sociedad y del mundo global. Si bien es cierto que los cambios no han sido vertiginosos, contribuyeron a mejorar la calidad educativa de los egresados y sus desempeños, tal y como lo reflejan los estudios de seguimiento de egresados que se lleva a cabo en cada entidad.
Desde 1984 las escuelas Normales se desempeñaron como instituciones de educación superior, con todo lo que eso implicaba. El plan tuvo el sano propósito de dotar a los estudiantes de elementos que les permitieran incorporar la práctica y los resultados de la investigación a la actividad docente. Sin embargo, algunos de estos propósitos sólo se cumplieron parcialmente y en ciertos casos provocaron nuevos problemas relacionados con la aplicación del currículum. La forma de aprendizaje de la teoría y su relación con el ejercicio de la profesión no se resolvieron adecuadamente del todo, según apreciaciones investigativas, aunque nadie puede negar la notable vinculación entre la práctica docente y y el autoanálisis por parte de los maestros. Hoy el pensamiento curricular de la reforma se transformó debido a que el acento se puso en las prácticas de los docentes en los contextos institucionales, en las cuales se desarrollan la reproducción, la negociación y la resistencia a las concepciones culturales.
Ser maestro en complicado, la sociedad debe vislumbrar que la práctica docente es una actividad enormemente compleja y especializada. Es, al mismo tiempo, ciencia y arte; requiere erudición, investigación crítica rigurosa, creación colectiva de saber educativo de acuerdo con las normas colegiales y comunitarias, e intuición, imaginación, improvisación, además de decisiones, imprevisibles, instintivas e idiosincrásicas que más de un autor a relacionado con las artes interpretativas.
La práctica docente es la puerta a un mundo lleno de diversidad y de estilos, es también el medio que nos permite interactuar con formas de pensamiento diversas, con retos concretos y con filosofías de vida complejas a partir de la realidad que nos ha tocado vivir. A pesar de que el distanciamiento que se tiene con esta realidad en un primer momento, el ejercicio docente nos hace adentrarnos en un mundo adolescente, donde son válidas las ideas y los cambios pero también la guía y el cuidado de los educandos.
La práctica docente constituye una forma de aprender pero también, como menciona De Lella (1999), “se concibe como la acción que el profesor desarrolla en el aula, especialmente referida al proceso de enseñar”, situación que no debe dejarse en segundo plano. Justamente este proceso de aprendizaje y enseñanza que se vive dentro de la práctica docente tiene que ser analizado para poder comprender la complejidad de las situaciones que son resultado de la aplicación de estilos y formas de ser como maestros, las formas de responder de los alumnos y los ambientes de trabajo que se desarrollan en el ir y venir en el transcurso de la acción pedagógica.
De Lella expresa su sentir como maestra de grupo al señalar: “Al inicio de la formación docente, las prácticas significaban para mí un martirio necesario para poder pasar la materia de observación, ya que no entendía la importancia de quedarme sentada durante horas viendo entrar y salir alumnos, hablar a profesores y estar como un agente extraño en un espacio lleno de sujetos que, inquietos, demostraban sus cambios en la práctica docente como un medio de análisis para pensar, ver y relacionarse con el mundo.
Para ello es necesario considerar a la práctica educativa, la tarea del maestro, como una actividad dinámica, reflexiva, social, que debe incluir la intervención pedagógica ocurrida antes y después de los procesos interactivos en el aula. Esto significa que debe abarcar tanto los procesos de planeación docente como la experiencia y lo social y las acciones que dan significado a los escenarios del trabajo en el aula. Otros ingredientes indispensables en la actividad docente son las distintas formas de pensamiento de los alumnos y la forma de atender a cada una de las necesidades de estos.
En fin, ser docente no representa sólo el gis, el pizarrón o los medios electrónicos en conjunto con libros y otros apoyos didácticos; implica todo un proceso profesional de formación, donde se cultive a los futuros mentores a ser líderes en su aula, en su escuela y en su comunidad, amén del impacto que en la política social han tenido varios de ellos, muchos egresados de la tan respetada y reconocida Benemérita y Centenaria Escuela Normal Urbana Federal Profesor J. Jesús Romero Flores, de Morelia. Un reconocimiento a todos sus maestros y egresados por tan emotiva tarea y una felicitación a todos los docentes michoacanos.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas