Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
El EZLN. La teoría y la práctica
Domingo 10 de Mayo de 2015
A- A A+

“Según lo que estamos explicando desde ayer, antier, estábamos comentando con la comisión de compañeros y compañeras del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, que nos parece que ahí va en lo que queremos hacer, y la pregunta, porque todos los que estábamos acá, si no estábamos soñando o durmiendo entonces la tenemos en la cabeza lo que ya se dijo, o lo que ya plantearon, platicaron, los compas, hermanos. Muchas cosas ya lo que nos dijeron de lo que es la hidra, ¿qué tenemos que hacer contra eso?
“Organizarnos. Cuando vamos a dar esa respuesta, organizarnos, quiere decir que nuestro cerebro ya nos está diciendo qué es lo que hay que hacer primero, luego el segundo, luego el tercero, el cuarto y así sigues. Entonces eso está en idea, cuando está en el cerebro está en idea. Ahora, cuando mueves tu lengua ya está en palabra. Falta la acción, o sea la de organizarse. Y ya cuando estás organizándose, cuidado, porque ahí no va a salir tal cual como está dicho en la idea, en la palabra. Ahí te vas a empezar a tener muchos topes, muchas dificultades.
“Porque si no, vamos a llegar a 2100, bueno, los que van a llegar, otra vez vamos a estar diciendo ideas, palabras, pensamientos, y mientras el capitalismo ya, ¿dónde fuimos los que tanto hablamos mal del capitalismo?, ¿dónde estuvimos si va a estar así?”
Subcomandante Insurgente Moisés

En el homenaje que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional hizo a don Luis Villoro Toranzo y al maestro zapatista Galeano en el “caracol” de Oventik “corazón céntrico de los zapatistas delante del mundo” el pasado 2 de mayo, estuvo repleto de imágenes que muestran al mundo lo que un pueblo organizado puede lograr.

2 de mayo

En el homenaje, se conjugaron la teoría y la práctica zapatistas, miles y miles de ellos, milicianos y milicianas, bases de apoyo, integradas por ancianos y ancianas, hombres y mujeres, jóvenes, niños y niñas y decenas de mujeres llevando consigo a sus criaturas, unas al frente, otras a la espalda y muchas más en el vientre. Las palabras, muchas palabras que se pronunciaron en torno a los homenajeados, se conjugaron con la teoría y la práctica zapatistas.
En el “caracol”, decenas de casas de plástico levantadas por zapatistas que fueron y serían su resguardo de la noche, de la lluvia y el sol del 1 y 2 de mayo. Muchos de los zapatistas viajaron de lugares tan lejanos que requirieron de dos días para llegar a Oventik. Algunos más llegaron en vísperas del homenaje a los “compas” zapatistas.
La movilización de miles de zapatistas, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, simpatizantes y decenas de medios independientes y de paga, demostraron la capacidad de convocatoria que tienen los zapatistas. La ética y congruencia demostradas por el EZLN por más de 30 años, son sin duda un ejemplo para el mundo. No hubo “tortas, ni chesco, ni playeras, ni gorras”, de por medio, cada uno de los asistentes pagaron sus gastos para alquilar las decenas de vehículos que habrían de llevarlos a su destino. Los hubo de Kurdistán, de Europa, América Latina y de casi todos los estados de la República Mexicana.
Los oradores participantes en el homenaje, fueron Pablo González Casanova, Adolfo Gilly, Fernanda Navarro, Juan Villoro, por parte de los zapatistas: Selena, “Manolo”, Lisbeth y Mario, hijos del maestro Galeano y el SCI Moisés.
Algunas de las frases que Selena, Manolo, Libzbet y Mario pronunciaron resumen quién fue Galeano, el profesor secuestrado, torturado y asesinado por los paramilitares de la CIOAC-Independiente, crimen consumado con apoyo de los malos gobiernos estatal y federal, que pagaron y azuzaron a su mercenarios para que atacaran a los zapatistas. Selena: “Galeano luchó no para él, sino para todos nosotros. Él no está aquí, pero nos enseñó con su ejemplo. Lo mataron a él, pero no a su ejemplo”. Manolo, compañero de Galeano desde el levantamiento de 1994: “Galeano nos decía, aprendan a luchar y trabajar para todos, no sólo para uno, trabajando se da uno cuenta de los errores. Galeano se hizo invisible de su cuerpo, pero sus palabras siguen hablando con su ejemplo”.
Los hijos de Galeano. Lisbeth y Mariano repitieron algunas palabras que su padre dejó guardadas en su memoria: “Hay que hacer los trabajos de la lucha y de la familia. Cuando yo muera no quiero que vayan a dejar la lucha. Aquel que no lucha se está matando”. Mariano dijo: “Yo tengo tres amores, mi familia, madre, hermanos; al EZLN porque junta los pedacitos de sueños; a ustedes compañeros de la Sexta que son la esperanza de mi pueblo para completar lo que falta. Difícil el encargo de Mariano para los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona”.
El Subcomandante Insurgente Moisés diría: “Bienvenidos a la tierra donde se lucha. Venimos a recordar los trabajos de don Luis y Galeano, no queremos estatuas ni museos para ellos, debemos hacer que vivan por siempre, con nuestro trabajo. A don Luis lo conocemos como zapatista, no como teórico.
“Se requiere de la organización para construir y terminar con la explotación. Ser zapatista es estar dispuesto a trabajar y organizarse en contra del capitalismo. El zapatismo no es moda, de disfrazarse; es luchar”.

3 de mayo

El día siguiente, en el mismo “caracol” que se encuentra a una hora de San Cristóbal de las Casas, los miles de zapatistas y los más de mil invitados aceptados se dieron cita en la inauguración del seminario “Pensamiento crítico frente a la hidra capitalista”. Hablaron el SCI Moises, el comandante David, Juan Villoro, Adolfo Gilly, el SCI Galeano y los padres de los normalistas asesinados en Ayotzinapa.
Por la tarde, ya en el CIDECI Universidad de la Tierra, se iniciarían los trabajos con los múltiples participantes venidos de todo el mundo, algunos que debido a su salud no pudieron venir pero enviaron su voz.
Seis días más de participaciones destacadas de gente que lucha en México y otras partes del mundo, con arte, educación, con estudios teóricos y la acción directa. Óscar Chávez, Guillermo Velázquez y múltiples intelectuales, algunos de ellos diciéndose ser zapatistas y otros cercanos a ellos.

Los invisibles

En el CIDECI, una multitud de jóvenes darían apoyo a los cientos de asistentes al Seminario, café, pan, comida, sanitarios limpios con los implementos propios para esos menesteres, instalaciones modestas pero impecables.
Los invisibles, jóvenes, hombres y mujeres se daban tiempo para en sus ratos libres, echar la cascarita de basquet. Algunas de ellas cascareaban con su vestimenta propia de su pueblo.
Don Juan decía tener “como 83 años”, es el portero y vigilante de las instalaciones del CICECI, con su sonrisa, sus ojos vivarachos y sus vivencias nos cautivó.
Las participaciones de los asistentes las puede consultar en: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/ , https://cideciseminario.wordpress.com/ http://www.centrodemedioslibres.org/ Les recomiendo las participaciones del SCI Moisés que da una cátedra de economía, rebeldía, resistencia, las mujeres y la organización.
El SCI Galeano dijo: “La historia no se construye con palabras”. El reto es ¿Y tú, qué?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?