Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada
Viernes 6 de Febrero de 2015
A- A A+

Los episodios de violencia que se han presentado en instituciones educativas, en especial escuelas primarias, son tan lamentables e incomprensibles que los calificativos mordaces quedan cortos ante el impacto negativo que proyectan a la sociedad, más aún cuando testigos presenciales de los mismos son los propios alumnos, que a su corta edad difícilmente pueden entender las raíces de enfrentamientos propios de un pueblo bárbaro, que de todo puede presumir… menos de ser un pueblo culto.
El pasaje que hace unos días se vivió en la Escuela Primaria Juan Ortiz Murillo, donde se enfrentaron maestros afines a la sección democrática contra elementos de Antorcha Campesina, cada grupo con padres de familia coincidentes, no tiene nombre y es otro capítulo de vergüenza no sólo para el ámbito educativo sino para Michoacán en general, que desafortunadamente aparece en las noticias nacionales, por lo regular, con notas malas, claro reflejo del acontecer estatal, posición nada digna ni merecedora para una entidad que se ha significado por su trascendente influencia en las diferentes etapas de la vida nacional.
Un bando y otro se responsabilizan mutuamente de los acontecimientos surgidos a partir de la incorporación de la escuela primaria referida al Programa Escuela de Tiempo Completo que impulsa la SEP, mismo que consiste en una ampliación de horario de atención para los alumnos, es decir en lugar de trabajar de 8:00 de la mañana a 12:30 , se labora hasta las 16:00 horas, permitiendo en ese espacio que los niños consuman sus alimentos de mediodía y además trabajen con las orientaciones de los maestros asignados ciertos talleres como inglés, computación y artísticas , por mencionar algunas opciones; el problema inicial fue que, en su momento, la directora en turno tomó la determinación de sumarse al programa, casi en forma unilateral, sin contar con la firma y el respaldo de la totalidad de los maestros, como indica la normatividad, lo que provocó inconformidad de algunos mentores. La situación se enredó cuando algunos docentes que coinciden con la fracción autodenominada democrática se resistieron a incorporarse al programa; ello trajo como consecuencia que padres de familia afines a la directora, de tendencia antorchista, apostados en la entrada del plantel, impidieran el paso a los primeros e incluso a los propios alumnos; incitando que estudiantes y maestros trabajaran en las afueras de la institución, situación que también inconformó a padres de los infantes que tomaban clases extramuros. Ante el problema descrito, el secretario de Educación, Armando Sepúlveda, realizó una reunión con las partes el 25 de noviembre pasado, hubo acuerdos y trabajaron alrededor de siete semanas muy tranquilos, hasta que una vez más existieron desavenencias, entre docentes democráticos de la institución y padres de familia antorchistas, quienes de nueva cuenta les impidieron la entrada, sólo que ahora los paterfamilias de los niños que no los dejaban trabajar retomaron el control por la fuerza, originándose el episodio por todos conocido con más de una veintena de heridos y con decenas de niños traumados e impactados por lo presenciado.
Sin duda alguna existieron otros pasajes vividos, pero no queremos hacer una reseña o una cronología de los hechos, aunque así pareciera, lo importante es exigir que nunca más se presenten acontecimientos tan bochornosos como los que se vivieron en la Ortiz Murillo, que independientemente de los impactos negativos a la educación y estabilidad emocional de los pequeños, denota una lucha de poder entre dos organizaciones que no desean perder el control de la escuela o de la colonia donde está ubicada (Primo Tapia), por cierto una de las diversas colonias donde Antorcha Campesina tiene control absoluto, o por lo menos tenía porque ahora se sienten amenazados por la influencia del ala izquierdista que impacta en el magisterio. Una cosa es cierta: los democráticos como parte del gremio magisterial tienen todo el derecho, así como las otras expresiones, de estar interesados en la cuestión educativa-laboral de sus afiliados, pero en ningún momento es válido que Antorcha Campesina como organización se involucre en instituciones oficiales, más allá de que algunos de sus miembros tengan hijos en las diferentes escuelas, no debe confundirse la anestesia con la magnesia.
Vivilladas charló brevemente con Serafín Gallardo Esteves, miembro del comité estatal antorchista, quien señaló que ellos no quieren confrontación, que desean que se investiguen los hechos, que se actúe con justicia y se cubran los gastos de sus compañeros hospitalizados, amén de, en todo momento, culpar a las autoridades educativas y gubernamentales, así como de Seguridad Pública, que por cierto llamó inseguridad; pero en ningún momento reconoció que ellos fueron quienes iniciaron y provocaron la trifulca porque, tal y como hemos afirmado, en ningún momento debieron actuar como organización, en dicho conflicto.
A las autoridades educativas no les queda más que, una vez más, promover el diálogo entre las partes, porque de ninguna manera deben repetirse eventos tan lamentables, les corresponde, para seguir impulsado el Programa Escuelas de Tiempo Completo, pagar a tiempo las compensaciones a los docentes que se integren, es decir por lo menos cada mes y no cada tres o cuatro meses como lo hacen hasta ahora, tienen que respetar las dobles plazas con el salario estipulado y los bonos correspondientes, ¡Ah! Y que, por favor, cubran la cuota asignada desde la Federación destinada a los alimentos infantiles que es de quince pesos y no de siete, de nueve o de diez, que les han entregado a las escuelas. Es decir, si buscan elevar la calidad y la atención en educación primaria, deben cumplir cabalmente también ellos con sus obligaciones sin menoscabo de los recursos asignados para operarse.
En cuanto a las autoridades de gobierno, éstas requieren estar muy al alba, haciendo gala de sus dones de persuasión y diálogo con las partes involucradas porque de lo contrario una vez que se han abierto heridas nada les impide, con el afán de mostrar fuerza y autoridad, que se provoquen enfrentamientos que pueden ocasionar no sólo heridos, sino hasta quizá pérdida de vidas humanas, no es amarillismo, es la terrible perspectiva. Antorcha dice que se sumarán más de diez mil de sus integrantes al plantón que ostentan en el Centro de Morelia o a las marchas que realizarán en su apoyo, en tanto los democráticos tienen esa gente y más, para demostrar su poderío… la sociedad no quiere más confrontación, los niños no desean ver cómo sacan a sus maestros a palos y cadenas del salón de clases, los niños deben sentirse en su escuela más seguros que en ningún lado, no desean ver que su segundo hogar se convierta torpemente en un campo de batalla, donde la sinrazón y la barbarie mandan sobre la prudencia, la tolerancia y el respeto. Mahatma Gandhi expresó: Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio\"… Gandhi dijo no a la violencia, a pesar de las armas que apuntaban sobre su cabeza.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas