Gilberto Vivanco González
Vivilladas
20 de noviembre… Sin festejo tradicional
Viernes 21 de Noviembre de 2014
A- A A+

El Partido Revolucionario Institucional fue fundado por Plutarco Elías Calles, uno de los iconos revolucionarios de México, no a la altura de Villa, de Zapata, o de un Francisco I Madero, pero en determinado momento de la gesta su influencia fue bastante significativa, muy independiente de los bandos que representaban. En este marco, cabe puntualizar que precisamente varios de los principios que orientan la postura ideológica del partido tricolor están basados en los ideales que motivaron el movimiento armado donde los hermanos Serdán se convirtieron en mártires al ser ejecutados por fuerzas federales. Por décadas su aniversario fue un símbolo de poder para el PRI, pero este año, a 104 años de su inicio armado, siendo Enrique Peña Nieto presidente de la República, optaron por no conmemorarlo en forma tradicional con un desfile cívico, deportivo-militar, una decisión que tiene que ver con los acontecimientos de Iguala, pero también con la poca tolerancia del gobierno federal.
No es entendible que una celebración tan simbólica la hayan borrado por una determinación gubernamental que en lugar de preservar los principios básicos de la revolución de libertad, justicia y democracia, haya sido borrada con una determinación intolerante. Decimos esto porque la desaparición de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa iba a ser, sin duda alguna, motivo de repudio y manifestación en el transcurso de la parada de aniversario, de modo que el gobierno suspendió el desfile para no ver, ni oír, lo que el mundo ha criticado exigiendo justicia en todos sentidos y en todas direcciones; amén de que la voz del pueblo de México, por esta ocasión, no quiso ser escuchada, lo que viene a significar una puñalada más a la humillada democracia, cuya bandera se enarbola en comicios electorales, pero que se trastoca cuando los gritos populares exhiben a un gobierno tan inoperante como insensible.
¿Qué pudiera pasar si aún con la participación de todos los contingentes del magno desfile de la Ciudad de México hubiesen existido posturas de reclamos y de exigencias justas? ¿A poco suspendiendo la parada mencionada el silencio dará tranquilidad al gobierno federal? ¿A poco sin desfile el pueblo guardará silencio permanente? Nada de eso, más bien en Los Pinos dieron muestras de intransigencia y de temor, porque sabían que los reclamos masivos hubiesen sido un magnífico escaparate a nivel internacional para seguir demostrando que los derechos humanos en México sólo existen en la imaginación de unos cuantos, para seguir demostrando que la justicia es ciega para ver las atrocidades que se cometen ante la ausencia de ésta, para seguir demostrando la inoperancia de un sistema judicial que aun teniendo todos los recursos disponibles no tiene la capacidad para contrarrestar a la delincuencia organizada, y no la tiene no sólo por la falta de estrategias de inteligencia, sino porque de alguna forma los cárteles han logrado penetrar en su estructura.
No podemos negar que habrá algunas voces que aplaudan la determinación de la suspensión a la que hemos hecho referencia, bajo el pretexto de evitar serias confrontaciones, no obstante, apreciamos que no debieron existir prejuicios innecesarios, ya que los contingentes no serían provocados, porque quizá los grupos de protesta intentarían participar en el desfile portando consignas y abucheando inoperancias, al inicio o al final del evento, pero no pasaría a mayores, aunque, como se acostumbra, el acto fuera atestiguado por Peña Nieto… aunque, para ser claros, esto fue motivo suficiente para la cancelación del evento.
Mal por el gobierno de la República, que, como aquí en Morelia con menor impacto, prefirió romper con un protocolo que por años nos identificaba como nación, porque en conjunto la celebración del inicio de Independencia en septiembre y la conmemoración del inició de la Revolución formaba parte de la idiosincrasia del pueblo mexicano, pues los festejos en el Campo Marte de la Ciudad de México, tienen un tinte donde el ambiente militar sólo no remite a un concepto rígido de conducta incondicional al sistema en una muestra de total sumisión y obediencia.
Para mala suerte de la Federación hay espacios significativos en las redes sociales que permiten total libertad a la expresión independiente, que aun considerando la clásica cargada de la gente según las tendencias del momento, son lugares donde la ley mordaza tiene su finiquito, y es precisamente por estas creaciones tecnológicas que ciertos gobiernos del mundo han cavado su tumba, aunque en otros, como en China, han sido magnífico pretexto para echar mano de la represión.
En México, por fortuna, no se ha caído en el extremo de prohibir la ventana abierta que el Internet propone, de ahí que en dicho espacio cibernético se puedan apreciar un sinfín de mensajes reflexivos y críticos que van dando luz a quienes gustan de ello, como es el caso del periódico De Mañana, de la ciudad de Laredo, Tamaulipas, donde uno de sus lectores, denominado Hemin, escribió la nota siguiente a propósito de la suspensión del desfile en la capital nacional:
“En este momento el país vive una situación muy delicada, misma en la que muchísimos mexicanos asumen que da lo mismo morir de hambre que morir peleando, si bien es cierto que el norte de México no tiene tantas carencias, existen miles con total desaprobación a los gobiernos de los tres órdenes de gobierno que han mostrado temor, un temor fundado en la realidad, llamada injusticia; hoy por hoy, el pueblo se muestra listo a exponer su inconformidad y estos eventos masivos son un pequeño fuego en el inmenso bosque seco. La capital que es el referente nacional para manifestarse se convirtió en la escuela de grupos que en todo México realizan marchas, bloqueos y desmanes, muchos de ellos justificados, pero otros no, no obstante, esto debe ser una llamada de atención a nuestros gobiernos, basta con ir a las redes sociales para saber del descontento que manifiestan en torno a asuntos reales y de gran impacto social; el pueblo ya no se calla lo que piensa y lo manifiesta a veces equivocadamente con gestos de violencia”.
El párrafo anterior abre los ojos de quienes desean ver pero provoca que el gobierno en turno anhele quedarse ciego para no apreciar los reclamos de justicia, de libertad y democracia para la gente. Es cuestión de enfoques. Víctor Hugo exclamó: la libertad de amar no es menos sagrada que la libertad de pensar. Lo que hoy se llama adulterio, antaño se llamó herejía. Pero a la vez John Boyes sentenció: La violencia en la voz no es a menudo más que el estertor agónico de la razón en la garganta. Los gritos de México son fiel reflejo de esto.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas