Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Día de Muertos… Ventana de Michoacán
Viernes 31 de Octubre de 2014
A- A A+

Las tradiciones y costumbres desprendidas de la celebración del día de los santos angelitos y los fieles difuntos, en Michoacán, lo han convertido en una de las entidades favoritas para visitar, más allá de las condiciones imperantes en política o de seguridad, no deja de ser un atractivo por todo el conjunto de prácticas y ritos que logran fuerte impacto, sobre todo en la ribera del Lago de Pátzcuaro y en lo que, a pesar de los pesares, subsiste en sus famosas islas, islas que en muy poco tiempo se convertirán en lomas reposando sobre tierra firme… pero esto es otra historia.
Miles de visitantes llegarán hoy y mañana a la capital del estado, para desplazarse a las zonas indígenas ya señaladas, donde deberán sortear tres elementos para satisfacer su estancia: primero, las filas enormes que provocan tremenda congestión en los lugares predilectos, pues ya sea en auto particular o en tour de cualquier agencia, los minutos se consumen con gran lentitud, lo mismo que los metros al pretender avanzar, de ahí que parece interminable el recorrido a realizar, el asunto se agrava cuando desean embarcarse para Janitzio ¡Las lanchas también provocan congestión, sólo que ahí no hay semáforos ni agentes de tránsito, gracias a Dios; no obstante, el ambiente, la curiosidad, la emoción y desde luego las bebidas en muchos casos, le dan el aliciente al turista para disfrutar de un paseo que sólo se repite año con año y que en pocas entidades logra tanta relevancia como en estas tierras purépechas, nos referimos a Oaxaca, Guerrero, Veracruz y escasos lugares del Estado de México.
El segundo elemento para sortear tiene que ver con el frío, que ya entrada la noche y en plena madrugada cala hasta los huesos; parece mandato del más allá desafiando el calor de los seres vivos dándoles una probadita de lo que sienten los muertitos estando bien “fríos”; de manera literal la bajas temperaturas suelen sorprender al paseante, regularmente jóvenes y adultos, aunque también el clima se convierte en un magnífico pretexto para encargar “las frías” o sea las cervezas y uno que otro tequila, que de manera literal corre como río, una cantidad considerable que en suma de lo que se ingiere, bien serviría para realimentar el Lago de Pátzcuaro que, en un descuido, muy pronto podría obtener su propia ofrenda propia del Día de Muertos. En fin, el caso es que aunque se pierda el glamour es necesario desempolvar el armario para sacar suéteres, chamarras y bufandas… es un buen consejo.
Los altos costos de los servicios representan el tercero y último elemento de los que se deben sortear, es que no faltan aquellos que hacen su agosto en noviembre, dejando fríos a los turistas con los precios que suelen manejarse, aunque apreciamos que en posadas y hoteles la uña se encaja con singular alegría, los restauranteros no se quedan atrás, aquí, por supuesto algunos no sólo ofrecen gato por liebre, sino trucha por pescado blanco. Eso sí, la gastronomía michoacana es tan rica que importa poco quedarse con los bolsillos vacíos por unos instantes.
Por otro lado, la festividad del Día de Muertos es una oportunidad de oro para que se muestre un rostro más humano de Michoacán, dado que ha sido vulnerado por un conjunto de acontecimientos, sobre todo de inseguridad y de agitación social, que en nada favorecen a su imagen y peso histórico; de igual manera es un inigualable momento para que se construya, se vea y se note la adecuada coordinación que deberá existir entre la Secretaría de Turismo y los prestadores de servicios, así como la de comercio y desde luego de seguridad pública, es decir, deben hacer de este rito sobre la muerte un magnífico pretexto para que se diga que en verdad, por esta ocasión, se pasan de vivos. Para finalizar recordemos lo que Miguel de Unamuno exclamó: Cuando se muere alguien que nos sueña, se muere una parte de nosotros.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas