José Padilla Alegre
El derecho y sus glosas
El derecho a la democracia y las candidaturas independientes
Sábado 18 de Octubre de 2014
A- A A+

padillaalegre@hotmail.com



El derecho a la democracia lo encontramos en el artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 1948, cuando señala: el ejercicio del sufragio (voto) universal y secreto permite a todas las personas ser votadas y acceder a la función pública (poderes Ejecutivo y Legislativo).
En la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, de 1948, el sufragio es tratado como un derecho, el participar (votar y ser votado) en elecciones populares, que serán de voto secreto, genuinas, periódicas y libres (artículo 20) y como un deber (votar) participar en las elecciones (artículo 32).
A este derecho, el Pacto de San José, de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, lo denomina derecho político, con una regulación más amplia que en los dos ordenamientos anteriores, estableciendo en esencia el derecho a la función pública a partir de votar y ser votado.
El derecho a ser votado en nuestro país fue controlado por los partidos políticos, de ahí que desde 1929 hasta 2014, cuando menos en nuestro estado, no podían participar los ciudadanos como candidatos independientes; fue necesaria una reforma en derechos humanos en 2011 para obligarnos como país a observar ese derecho a la democracia a partir de la obligación del Estado mexicano de respetar derechos fundamentales que se encuentren en tratados internacionales firmados por México, como lo es la Convención Americana.
Este último ordenamiento establece en su artículo 2 que los derechos y libertades fundamentales y sus garantías, cuando no existan en el derecho patrio y se encuentren en la Convención, serán adoptadas por los estados miembros, de ahí que con motivo de la instauración de los derechos fundamentales en 2011, en la República Mexicana, y en una reforma constitucional en materia política en 2013, y además como una de las acciones del Pacto por México, se reconocieron las candidaturas independientes en nuestro país y en Michoacán en el presente año, por lo que en las elecciones del año siguiente, a no dudarlo en nuestra entidad, habrá candidatos independientes.

Candidaturas de independientes en los años recientes

Me voy a referir sólo a dos candidaturas de ciudadanos independientes de los últimos quince años en estricto orden cronológico, siendo la primera la protagonizada por Manuel Guillén Monzón, el que solicitó su inscripción ante el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán para la contienda constitucional de 2002 para gobernador del estado, sin encontrarse regulada la participación de ciudadanos independientes, petición que le fue negada, misma que combatió mediante un juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la que determinó que la negativa del IEM no constituía violación a la Constitución ni a los tratados internacionales, ya que el derecho a ser votado no era absoluto; es decir que tenía como límite la legislación la que sólo permitía dicho ejercicio por conducto de los partidos políticos, y que por tanto, ese ciudadano tenía una vía para transitar en el ejercicio de su derecho a la democracia, por lo que no era imposible su participación y que entonces debía ajustarse a ese esquema –partidos políticos–, de participación, asunto que incluso dio origen a una tesis jurisprudencial.
El otro fue un intento por participar en la contienda presidencial de 2006 a cargo de Jorge Castañeda Gutman, como candidato independiente, quien al presentar su solicitud al Instituto Federal Electoral en marzo de 2004 le fue negada, pero El Güero, como le conocen sus allegados, desarrolló su campaña política por un lado y acudió a los tribunales nacionales, los que, como en el caso anterior, también resolvieron confirmar la negativa del IFE, pero un hombre de su formación (politólogo, escritor, profesor concurrente de una universidad de prestigio en Nueva York) no se iba a conformar con las decisiones de los juzgados en México y acudió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde obtuvo una sentencia (2008) pírrica contra el Estado mexicano; por cierto, la primera en la que se resolvió condenar a México por no contener en su legislación secundaria electoral un recurso, procedimiento sencillo, mediante el que se garantizaran los derechos político-electorales en este caso de Jorge Castañeda, sin pronunciarse propiamente el Tribunal Interamericano sobre su candidatura independiente, al considerar que los partidos políticos eran una forma de ejercitar sus derechos políticos.

Las candidaturas independientes en el Código Electoral de Michoacán

Están reguladas por los artículos del 295 al 329 del ordenamiento en cita, a través de los cuales, todo ciudadano que tenga la intención de participar en las elecciones constitucionales como candidato independiente tienen expedito su derecho a condición de formar un asociación civil con una estructura similar a un partido político en cuanto al régimen fiscal, con una cuenta bancaria concentradora, estar dado de alta en el Sistema de Administración Tributaria y ser integrante en la persona moral mencionada, con su representante legal y el encargado de la administración de los recursos de la candidatura independiente.
Para obtener la candidatura independiente, el aspirante se registrará ante el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, y si hubiere otros aspirantes, deberán realizar actividades electorales para obtener el respaldo ciudadano, lo que implica que existe un filtro, es decir, no por el deseo de ser candidato independiente en automático se otorgará el registro, es decir que harán proselitismo en un lapso de 20 a 30 días, dependiendo de la candidatura, para lograr un soporte ciudadanos de cuando menos el dos por ciento de la lista nominal, de ahí que deberán ganarse ese derecho, aglutinado en esa primera etapa las simpatías de ese porcentaje de ciudadanos los que deberán hacer patente la misma ante el IEM, y este respaldo ciudadano, si se logra, quedará plasmado en una declaratoria del órgano encargado de las elecciones, con lo cual y como requisito sine qua non no podrán registrarse, aunado a los requisitos que contempla el código de la materia.
Las candidaturas independientes sólo serán para elecciones de mayoría relativa, no podrán ser sustituidos, no podrán coaligarse o conformar candidaturas en común con partidos políticos; el financiamiento público será el equivalente al que le otorgan a los candidatos de partido y el privado no podrá ser superior al diez por ciento del tope de gastos de campaña del proceso electoral inmediato anterior, de acuerdo con el tipo de elección que corresponda, pudiendo hacer incluso el propio candidato aportaciones, y tratándose de aportaciones de simpatizantes, tendrá un límite del dos por ciento del tope de gastos de campaña para Ayuntamientos, del 1.5 por ciento para la elección de diputados y del 0.20 para la elección de gobernador.
Se respetan las cuotas de género, es decir, 50 por ciento de hombres y 50 por ciento de mujeres, y en caso de los Ayuntamientos, el candidato propietario y el suplente deberán ser del mismo género.
En síntesis, los aspirantes a candidatos independientes deberán formar una asociación civil, inscribirse ante el IEM, recibir la autorización, buscar el respaldo ciudadano en el porcentaje mencionado, obtener la declaratoria del Instituto si se logra la cantidad necesaria y con ello la candidatura, registrarse como candidato independiente y participar en la contienda constitucional.
Esperando que estos candidatos le aporten la frescura, dinámica y sobre todo lo propositivo de una campaña seria para abandonar el lodazal en que se han convertido esas contiendas.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

15 de septiembre y Ayotzinapa

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad