Gilberto Vivanco González
Vivilladas
La mujer en la sociedad mexicana
Jueves 16 de Octubre de 2014
A- A A+

Hoy en día la violencia ha copado prácticamente las noticias de todos los medios de comunicación, con los sesgos inconfundibles de las diferentes empresas, pero así ha sucedido; no obstante, con el propósito de dar un pequeño giro a ese bombardeo, decidimos plantear en esta columna, una breve síntesis de un artículo escrito por el catedrático J Trinidad García Silva titulado : “La mujer en la educación”, por cierto, dicho personaje se desempeña como subdirector académico de la Escuela Normal Urbana Federal. Aquí sus referencias:
El estudio de la situación de la mujer en las sociedades, realizado a través de disciplinas como la sociología, la antropología y la historia, nos permite, a pesar de las contradicciones que presenta, aceptar la tesis de que el papel desempeñado por la mujer en las sociedades primitivas era de mayor importancia del que habitualmente se le atribuye.
Las mujeres no se hallaban excluidas de la vida de las comunidades, sino que compartían activamente las tareas y trabajos de los hombres, como la recolección de granos y la caza de pequeños animales. “La estructura social en esta primera etapa de la humanidad sería, de acuerdo con las conclusiones de la escuela histórico-cultural, la monogamia y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres” (Eliade; 1961: 245).
El fenómeno del matriarcado aparece cuando el varón incorpora a su forma de producción el cultivo de las plantas a manera de una pre-agricultura, esta actividad dio origen al protagonismo femenino, pues aquí surge el principio de propiedad de estos espacios cultivables donde la mujer se constituía como dueña. No es difícil pensar entonces que el hombre jugó un rol flotante en cuanto a que carecía de algún medio que lo sustrajera del carácter nómada.
El culto a la tierra-madre encontró su mayor énfasis en la sociedad matriarcal, pues la mujer representaba los misterios y las tendencias naturales de la fecundidad. La tierra, ese pequeño espacio geográfico representa la posesión y la reproducción a la vez. No en vano a lo largo de la historia, la tierra y la mujer se unen en una relación entre el mito y lo religioso. El don de la fecundidad, los ciclos vitales, y los ciclos sexuales.
En el ámbito social, la mujer era la única persona que podía en cierta forma reconocer la línea consanguínea de los hijos, pues era el pilar principal de fecundidad, sin importar el incesto y la promiscuidad.
Pareciera ilógico, pero estos atributos de la mujer y que se erigen como fortaleza, se constituyen como su debilidad a la vez y dan origen a la sociedad patriarcal. Los procesos biológicos femeninos como la menstruación, la maternidad, el parto y otros más, pusieron a la mujer en condiciones diferentes para competir con el hombre en la búsqueda por la sobrevivencia, la primera gran división social del trabajo trajo como resultado el cambio de estructuras tomando como referencia el sexo que relegó a la mujer a la actividad doméstica.
\"El patriarcado, que otorga al jefe masculino de la familia un poder absoluto sobre su mujer e hijos, se convirtió en el modelo para todas las demás formas de propiedad personal. Con igual eficiencia se prestó para justificar la sujeción de las mujeres al dominio privado de la propiedad, y la institución de la esclavitud”. (Rummey, 1960: 52).
En relación a lo educativo, desde la Independencia hasta los años 60 del siglo XIX no tienen un cambio sustancial en relación a otras épocas. Es dogmática. Confesional, memorística y pobre en contenidos curriculares, el fin era enseñar a leer y a escribir, a través del catecismo del padre Ripalda.
Ya en el último cuarto del siglo XIX se realizaron dos congresos nacionales de instrucción pública, en ellos se trata por primera vez acerca de la educación de las niñas con la idea de “hacer una patria mejor”.
Debemos reconocer que la tarea educativa estuvo ejercida desde siempre por la mujer, pues se consideraba que los atributos propios de ésta eran por naturaleza de ternura, afecto y protección, además de contar con todo el tiempo disponible para tal fin.
Auspiciado por el liberalismo en la educación, se incorporaron nuevos enfoques en pro de la mujer e irrumpieron en la palestra social personajes como Rosaura Zapata y Estefanía Castañeda, primeras educadoras del país con nuevos conceptos y metodologías que incorporaban principios de la escuela activa. Las ideas educativas europeas logran incidir en la mente de los y las educadoras mexicanas.
Después de la Revolución, se crea la Secretaría de Educación Pública, nuevas perspectivas bajo un sustento racional y social que haga contrapeso a la formación religiosa. La clase conservadora continúa con su campaña permanente en pro de una educación dogmática que defendió a costa de muchas muertes en hechos como la Cristiada, aprovechando el fanatismo y la ignorancia de la población rural. Su bandera de lucha fue en contra de la educación sexual en primaria y secundaria. Estos contenidos han sido utilizados por la derecha como un tema de control histórico de las mujeres.
La segunda mitad del siglo XX es fiel testigo de un proceder monótono del papel femenino, sólo se desarrollan algunos acontecimientos importantes que tratan de ubicar a la mujer en un contexto más protagónico, se crean los primeros organismos que buscan dignificar e incorporarla a la vida pública, sin embargo el clero persiste con su discurso persuasivo pero de gran efectividad a través de los curas. La Iglesia, acostumbrada a perder en la guerra para después ganar en la paz, utiliza la ideología y los aires comunistas para afianzar su poderío, presentando a éste como el mismo anticristo.
En los primeros diez años del siglo XXI parece que la historia nos alcanza y la famosa espiral dialéctica nos ubica en épocas pasadas. Apenas el mes pasado en León, Guanajuato, se quemaron miles de libros de texto oficiales de ciencias. Grupos conservadores, organizaciones católicas, ProVida y otras linduras exigen una educación en valores que preserve el derecho a la vida y a la familia, rechazan la ideología de género, la promoción de relaciones inconscientes fuera de matrimonio, la homosexualidad, el aborto y el uso indiscriminado de métodos anticonceptivos. Todo ello cuando hasta El Vaticano ha retomado dichos temas en busca de una sociedad más igualitaria, donde la equidad de género, a pesar de los esfuerzos, aún es inalcanzable\". Gabriel García Márquez escribió: \"En todo momento de mi vida hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces”.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas