José Padilla Alegre
El derecho y sus glosas
Los derechos humanos y los grupos vulnerables
Sábado 23 de Agosto de 2014

A mis alumnos del ISSSTE, del Diplomado de Derechos Humanos, que se imparte en la Facultad de Contaduría de la UMSNH, con agradecimiento.

A- A A+

Los hombres nacemos libres e iguales, pero es el contexto social el que nos hace diferentes, al ejercer sobre determinado número de personas discriminación -degradar el valor de la persona- colocándolos con ello en un grupo vulnerable, es decir, en riesgo de que le sean violentados sus derechos, por razón de origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.
Por lo anterior grupos vulnerables son los sectores de la población más desfavorecidos y débiles, víctimas de inseguridad y riesgo, es decir a quienes les violan sus derechos y se les coloca en una situación de discriminación, lo que se traduce en el menosprecio del otro, en la infravaloración que una persona hace de otra por motivo de alguna condición o característica personal.
La discriminación implica que se reduce a la persona a sólo una de sus características o elementos, por ejemplo: el cojo, el gay, las libáis, el indio, el negro, el viejo, es decir se trata a la persona como algo y no como alguien, ya que el juicio de valor y la razón por la que tomamos sólo una característica de la persona va precedida de un prejuicio erróneo que guardamos en relación con un grupo humano con el cual identificamos a la persona.
También la discriminación muestra la incapacidad del hombre de reconocer al otro como semejante, es decir, como alguien quien comparte el mismo valor que nosotros mismos consideramos tener al presentarnos como persona. Discriminar, en síntesis, implica degradar el valor de la persona. Trazar un abismo entre el yo y el otro, que acaban imposibilitando la capacidad que tenemos los hombres de reconocernos como iguales y, por lo tanto, haciendo añicos toda aspiración de fraternidad humana (Carlos de la Torre Martínez, 2006).
Y derivado de la inseguridad y riesgo en que viven los grupos vulnerables por la discriminación, se hace necesario protegerlos con instrumentos concretos para cada grupo, a veces convencionales -derechos, medidas y políticas específicas- y en ocasiones con la tolerancia en sus manifestaciones -paros, marchas, tomas, etcétera-; ya que el Estado tiene el deber de evitar todas las formas de discriminación y sus consecuencias.
Otro fenómeno sin duda que ha contribuido a la aparición de este tipo de grupos, lo constituye el neoliberalismo económico, ya que la vulnerabilidad se ha constituido en el rasgo social dominante de América Latina. El predominio del mercado en la vida económica, la economía abierta al mundo y el repliegue del Estado de las funciones que tuvo en el pasado provocaron un cambio de envergadura en las relaciones económico-sociales, en las instituciones y en los valores, dejando expuestas a la inseguridad e indefensión a amplias capas de población de ingresos medios y bajos en los países de la región. Así como la denominada \"industrialización por sustitución de importaciones\" tuvo en la marginalidad su fenómeno social más distintivo, en el actual periodo histórico la vulnerabilidad aparece como el rasgo dominante del patrón de desarrollo vigente (Roberto Pizarro 2001).
Lo anterior es así, si tomamos en cuenta la participación de las empresas transnacionales, que imponen en el campo mexicano cuáles son los productos que se han de cultivar -frituras-, las que sólo sirven para sus negocios, igualmente los supermercados establecen las hortalizas que se han de sembrar y a los precios que han de venderles los productores, las situaciones anteriores son sólo una muestra de la vulnerabilidad de los campesinos mexicanos.
Pero también podríamos hablar de la moda que imponen determinadas empresas transnacionales, lo que convierte a algunos sectores de la población como grupos vulnerables al no poder comprar ropa de marca -las que imponen las transnacionales- convirtiendo a quienes no la usan sujeto de discriminación y por tanto relegados a un grupo vulnerable por condiciones económicas.
Para Patricia Espinosa Torres: “… Los grupos vulnerables son aquellos que por circunstancias de pobreza, origen étnico, estado de salud, edad, género o discapacidad se encuentran en una situación de mayor indefensión para hacer frente a los problemas que plantea la vida y no cuentan con los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas…” (María de Monserrat Pérez Contreras, 2014).
Aquí cabe la interrogante ¿Pero qué ha hecho el Estado mexicano para superar la inseguridad e indefension a partir de la discriminación en que se encuentran muchos sectores de la población -grupos vulnerables- que les permita incorporarse al desarrollo y acceder a mejores condiciones de bienestar? y la respuesta es como resultado de las convenciones mundiales, Organización de las Naciones Unidas (ONU) y regionales, Organización de Estados Americanos (OEA), se implementó en nuestro país, derivado del Plan Nacional de Desarrollo (PND 2008-2013), el programa nacional de derechos humanos para el periodo que se indica en la pasada administración federal, el que tenía como objetivos: Fortalecer la perspectiva de derechos humanos en la elaboración de las políticas públicas, fortalecer e institucionalizar mecanismos jurídicos y administrativos que garanticen la defensa y promoción de los derechos humanos, consolidar una cultura de respeto y defensa de los derechos humanos.
Otra de las acciones que implementó nuestro país, para combatir la discriminación y con ello la formación de grupos vulnerables, fue legislar en la Constitución sobre derechos humanos, ya que el 23 de noviembre de 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado mexicano, por la desaparición forzada de Rosendo Radilla Pacheco, resolución que contiene lineamientos por cumplir al Poder Judicial - capacitación sobre derechos humanos de la Convención Americana- y al Ejecutivo -legislar en materia de derechos humanos de acuerdo con los estándares de la Convención Americana-; por lo que el 10 de junio del año 2011 se realizó una reforma constitucional de derechos humanos, y desde entonces la observancia de los derechos humanos que contiene la Constitución y los de los tratados internacionales de la materia firmados por México, todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.
Consecuente con lo anterior y como una más de las actividades encaminadas a combatir la aparición de grupos vulnerables, el programa nacional de derechos humanos (2014-2018), tiene como objetivos: La implementación -consolidación- de la reforma constitucional de derechos humanos, la prevención de violaciones a los mismos, las acciones de garantía y protección de los derechos, la articulación y coordinación entre los actores involucrados en la política de derechos humanos, y la generación de información correctamente sistematizada y accesible en la materia.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La conciliación en el procedimiento burocrático

El aeropuerto y su consulta

DEL 68 AL 2018

Las reformas a la ley burocrática del estado

15 de septiembre y Ayotzinapa

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad