José Padilla Alegre
El derecho y sus glosas
La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público
Viernes 1 de Agosto de 2014

Primera parte

A- A A+

Síntesis. En las siguiente líneas habré de contar la experiencia profesional de un asunto jurídico de extradición en el que participé como abogado de un prófugo requerido por los Estados Unidos de América de nacionalidad mexicana que se encontraba refugiado en nuestro país, después de haber cometido un triple homicidio (2002) y posterior incineración de los cuerpos y abandono de sus víctimas en el desierto en un estado al noroeste de los Estados Unidos, señalado por la agencia de investigaciones norteamericana Buró Federal de Investigación –FBI- en el año de 2005 en su lista de los más buscados, procedimiento que concluyó con el traslado al vecino país del norte, dos años después de su detención, pese al propósito de la defensa de que lo procesaran en México por ser un nacional a pesar de estar acusado de delitos en aquel país, para que de resultar responsable cumpliera su condena aquí, lo que no se pudo no obstante los esfuerzos legales - excepciones, defensas, desahogo de pruebas, amparos y revisiones-, por la política “entreguista” de Calderón en materia de extradición hacia los Estados Unidos, durante su administración; ya que siempre sostuvimos que en caso de ser extraditado el connacional podría ser condenado a la pena de muerte, porque en el Estado norteamericano donde sucedieron los hechos existe la pena capital, la que está prohibida en México, pero nada sirvió para hacer permanecer al mexicano en nuestro país.

Partes de las necropsias

Informe de autopsia víctima 1. Esta mujer hispana murió por balazos en la cabeza. El cuerpo se encontró completamente carbonizado, junto con otros dos cuerpos más pequeños, dentro de un vehículo incendiado. La mayoría del cuerpo estaba quemado por completo, pero estaba presente una porción del fémur intacto. Se utilizó este fémur para la identificación mediante el análisis del ADN. El examen post mortem sí reveló porciones del torso, así como la bóveda craneal, y el examen radiológico reveló un proyectil deforme de plomo, de calibre pequeño, dentro del seno esfenoides. Un examen detenido de las porciones presentes de la bóveda craneal reveló un agujero en el cráneo que manifiesta biselamiento interno consistente con una herida de entrada de bala. La causa de muerte en este caso será un balazo penetrante en la cabeza, y la manera de muerte será determinada por el médico forense del condado.
Comentario víctima 2. Este varón de cuatro años murió por violencia indeterminada. Su cuerpo se encontró en un vehículo incendiado junto con los cuerpos de otras víctimas de homicidio. Las otras víctimas murieron por balazos, y por tanto es razonable presumir que esta persona de cuatro años también murió de alguna clase de acto violento por parte de uno o más asaltantes. La identificación de este cuerpo fue imposible debido a los efectos del incendio, pero se identificaron los otros dos mediante el análisis del ADN. Se sabía que el difunto estaba con las otras dos víctimas al momento de su desaparición; entonces mediante la exclusión es razonable concluir que éste es el cuerpo de [l]a victima 2. La causa de muerte en este caso será la violencia indeterminada, y la manera de muerte será determinada por el médico forense del condado.
Examen externo del cuerpo víctima 3. Se recibe el cuerpo en una bolsa para restos humanos, cerrada y de un plástico opaco. El cuerpo es de un humano pequeño (varón de dos años), completamente carbonizado, con todas las características de identidad sexual y de edad perdidas debido a una carbonización extensa. El cuerpo consiste de fragmentos separados de hueso carbonizado, incluso la cabeza del húmero, gran cantidad de fragmentos de las costillas y otros fragmentos pequeños de hueso. No se identifican defectos que no se atribuyan al incendio. También hay dentro de la bolsa para restos humanos una porción del torso, la que consiste de la porción inferior de la bóveda craneal, hasta el nivel del reborde orbital, con la presencia todavía de parte del hueso occipital. Hay múltiples fracturas por calor de los huesos del cráneo. La maxila y la mandíbula están presentes y parecen estar intactas aparte de la fracturación por calor. Encontrando dentro de la bolsa para restos humanos hay un fragmento de cráneo que tiene un agujero de ¼ pulgada, un poco oblongo, consistente con un defecto causado por un proyectil. La capa ósea exterior del cráneo presenta un borde liso (como de molde) y la capa ósea interior del cráneo presenta biselamiento. El agujero está cerca de la línea de unión, pero es imposible determinar la ubicación exacta en el cráneo del fragmento. Presente también dentro de la bolsa para restos humanos está la columna cervical, torácica y abdominal, la cual está intacta. Los dos pulmones están presentes, pero notablemente encogidos debido a la acción del calor. Hay un proyectil de calibre pequeño presente dentro del lóbulo superior del pulmón derecho identificado en su superficie posterior. Hay una posible entrada en el tejido restante de la pared del pecho que lo recubre; sin embargo la base intacta del proyectil está orientada hacia la pared posterior del cuerpo. El pulmón izquierdo está intacto y el hígado está presente, encogido pero intacto. No se identifican otros órganos abdominales.
Los datos de los tres párrafos anteriores, fueron tomados literalmente de diferentes partes de los informes de autopsia –necropsias- de la mujer y dos de sus hijos a manos de su pareja sentimental, hechos ocurridos en el año 2002 en los Estados Unidos de América.

Los hechos, su huida y la orden de detención provisional con fines de extradición

Un ciudadano mexicano, avecindado en Estados Unidos sin autorización y por tanto sin estancia legal perpetró un triple homicidio en el vecino país del norte, en un paraje solitario en una travesía de regreso hacia el condado donde vivía con la pasiva con sus menores hijos, lugar en donde sostenían una relación extramarital, habiendo privado de la vida a las tres personas, ante el temor de que la dama lo volviera a dejar, ya que justamente habían terminado su amorío y ella se encontraba viviendo momentáneamente en la casa de su papá en un condado diferente al que ellos habitaban, ultimándolos de un balazo a cada uno e incendiando posteriormente con gasolina el coche Pontiac blanco, con los cuerpos en su interior ya inertes.
Para con posterioridad huir hacia nuestro país, donde fue detenido por un mandato de detención provisional con fines de extradición internacional, girado por el Juzgado Decimoprimero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, siete años después, es decir, el 7 de octubre del 2009, internado en el Centro de Readaptación Social (Cereso) Licenciado David Franco Rodríguez, ubicado en el municipio de Charo, Michoacán, a doce kilómetros de la capital del estado de Michoacán conocido como Mil Cumbres, al día siguiente, es decir el 8 de octubre de ese año del 2009, por ser ese Cereso más cercano al lugar donde viven sus familiares, ya que es michoacano originario de un municipio de Tierra Caliente.
Toda vez que desde el año del 2007 la Procuraduría General de la Republica había solicitado su captura con el propósito de enviarlo a la Unión Americana, ya que era requerido en aquel país, porque la Secretaría de Relaciones Exteriores había recibido desde el año 2006 mediante una nota diplomática la solicitud al gobierno mexicano, de su detención para ser enjuiciado ante una Corte de Distrito por tres cargos de homicidio; por lo que se libró en su contra la orden de detención provisional con fines de extradición.

El procedimiento de extradición y su desarrollo en el caso una madre y dos hijos

Y a partir de su detención comenzó el trámite de extradición, consistente en un procedimiento administrativo seguido en forma de juicio, en el que se encuentran involucradas las soberanías de dos o más naciones, asistiéndose de manera recíproca y solidaria para la entrega de los delincuentes o convictos que se hallan en territorio de otro país, para que pueda éste someterlos a juicio, y en su caso aplicarles las sanciones o medidas de seguridad correspondientes. Luna Altamirano, José Guadalupe (2007).
Por lo anterior y en supuesto de hechos como los que se vienen describiendo el procedimiento de extradición técnicamente se desarrolla de la siguiente manera, una vez que se detiene al requerido el país que lo reclama, cuenta con 60 días naturales para hacer la petición formal de extradición, por los conductos diplomáticos, la que se hace llegar al presidente de la Republica vía Secretaría de Relaciones Exteriores, la que en términos del artículo 119 constitucional, la analiza, pidiendo la intervención del procurador General de la Republica, para que éste a su vez solicite la participación a un juez de Distrito -Poder Judicial Federal- el que declarará la formalidad de la detención provisional con fines de extradición, concediéndole tres días al detenido para que haga valer sus motivos de inconformidad respecto de la detención y posible extradición, así como también le informa que en caso de necesitar probar su dicho cuenta con un plazo de 20 días para desahogar los medios de prueba derivados de sus excepciones y defensas, una vez agotados los dos lapsos de tiempo, el Juzgado de Distrito emite una opinión jurídica dirigida a Relaciones Exteriores, mediante la cual se pronuncia sobre la factibilidad o no de extraditar, la que le sirve al Ejecutivo federal para que por conducto de la Secretaria ya mencionada conceda o no la extradición al país reclamante.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

15 de septiembre y Ayotzinapa

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad