Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Morelia… palomita para sus jardines
Jueves 24 de Julio de 2014
A- A A+

Debemos reconocer que para nuestros artículos de opinión, en ciertas ocasiones nos ganan aquellos temas de impacto social y que la gente tiene más en boga por ser de enorme relevancia, por tener toque sensacionalista o porque a determinados colonos o citadinos les parece más urgente; no obstante, que ahora hay varios de esos temas, Vivilladas desea hacer un alto para comentar uno de los mejores aciertos de la administración de Wilfrido Lázaro Medina y de parte de su equipo de colaboradores, nos referimos a lo bien atendidos y adornados que están los principales jardines de la capital michoacana, es justo hacer un reconocimiento a ello, tan justo como el señalar, en su momento, algunos de sus desaciertos.
Morelia es famosa, positivamente, por sus canteras rosas, su arte en cuanto a dulcería de todo tipo, así como por su atractivo cultural que en los últimos gobiernos ha sido fortalecido, al grado que se le considera como la segunda ciudad del país, después de la Ciudad de México, en realizar todo tipo de eventos en esa tesitura; incluso hoy también se ha impulsado el deporte en diferentes disciplinas; pero ya es hora de que se le valore por la hermosura de sus jardines, mismos que los han convertido en espacios temáticos, según la época del año que vivamos.
Observamos que se está rompiendo con la tradición de sólo darles mantenimiento, con arreglos a las jardineras, podadas a los árboles o plantas, cierta mano de pintura, que era lo más común o cuando mucho, algunas que otras nochebuenas en época decembrina; incluso, por lo regular tenían las fuentes apagadas y por lo tanto, el atractivo por el juego de sus aguas quedaba a deber y se contemplaban con cierta melancolía. Ahora la mayoría de sus históricas fuentes como la de Villalongín, Las Tarascas, la del Ángel, del Soldado, entre algunas otras, se embellecen no sólo con el preciado líquido sino incluso con luces de matices distintos y eso resalta su belleza, belleza que puede ser admirada por su majestuosidad, su sencillez o por la nostalgia que inspiran a los morelianos.
Las fechas de trascendencia no pasan en vano para la Dirección de Parques y Jardines, de ahí que en diciembre, en Semana Santa, en la celebración de los fieles difuntos y hasta el Día de San Valentín tienen toques ex profeso que han llamado la atención y se convierten en atractivo principal de la ciudad, sobre todo en la vida nocturna, situación que ha redituado en atraer más visitantes, destacando las del Centro Histórico, donde el jardín dedicado a Morelos y la Plaza de Armas se distinguen sobremanera.
En épocas “normales” como la actual, se pueden observar un conjunto de flores guindas y amarillas, principalmente, que hacen atractivos los mencionados jardines, son disfraces que los visten de manera elegante y con un toque de distinción, seduciendo a la vista de cualquier paseante. Insistimos, no siempre ha sido así, de tal forma que gracias a ello nos atrevemos a resaltar dichos ornatos.
Ojalá que el Ayuntamiento moreliano, a través de las dependencias participantes, donde la Dirección de Alumbrado Público juega un papel preponderante, continúen con sus acciones de embellecimiento y atención a tan significativos espacios, que sigan utilizando los recursos y la imaginación para hacer que Morelia se vista con tan bellos toques florales y todo tipo de alegorías, en ocasiones sencillos y en otras suntuosos, para que la capital purépecha rescate algo de la imagen, que por situaciones de inseguridad o de movimientos sociales, ha perdido. Si en cierta ocasión José María Morelos presumió “El lugar donde yo nací, fue el jardín de la Nueva España”, ojalá que hoy esa expresión pudieran replicarla todos los morelianos que tuvieron la fortuna de nacer en este suelo tan rico en historia y tan lleno de virtudes, virtudes que en muchas ocasiones pasan desapercibidas ante la estricta mirada de la costumbre o la rutina, o ante la indiferente mirada del hastío o el desconsuelo.
Por último recordemos una frase de Luisa Isabel Álvarez de Toledo: \"El día que desaparezcan las flores de plástico, ya habremos dado un gran paso adelante en la cultura\". O tengamos presente ésta de José Martí: \"La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes\". Ambos mensajes son igualmente admirables.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas