Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Salud comunitaria… prioridad social
Jueves 17 de Julio de 2014
A- A A+

El presupuesto de la nación año con año tiene departamentos especiales, a los que se les pone especial atención; educación, salud e infraestructura, son en estos rublos de donde depende en gran medida el bienestar general y las condiciones aptas para desarrollarse en pro de una vida más confortable y equilibrada. Por desgracia, no obstante los proyectos de salud públicos, no se ha logrado sustentar una cultura que permita a gobierno y población incorporarse, en un mismo sentido, a condiciones favorables que promuevan una vida más saludable y en consecuencia más digna y humanitaria.
De ahí que exista preocupación por carecer en México de verdaderas comunidades saludables, lo que nos lleva a reflexionar y cuestionar el auténtico papel que están jugando las instituciones oficiales que tienen la obligación de instituir y promover dichos conglomerados, que si bien en el medio urbano son deficientes, en el medio rural son más que preocupantes pues generalmente no hay acceso a fuentes de agua segura ni a saneamiento básico, entre otras carencias.
Los proyectos de “comunidades saludables” tienen como misión motivar a los miembros de la comunidad a realizar acciones locales mediante la movilización de recursos humanos y económicos para crear ambientes sanos y promover prácticas de higiene. Los factores biológicos, culturales, ambientales, sociales, los medios de comunicación y la calidad de los servicios con los que se cuente en una localidad se verán reflejados consecuentemente en “la situación de salud”.
Si se realiza un buen diagnóstico de la comunidad se dará un paso importante hacia el logro de los objetivos, ya que representa una herramienta que aporta elementos para aprender a aplicarse, profundizar, desenrollarse, en todas y cada de las situaciones concretas específicas y generales que le toque desempeñar a el (a) enfermero(a), cuya tarea es fundamental, confiriéndole capacidad para crear, innovar y transformar la realidad en que se desenvuelve, apoyándose en sus habilidades comunicativas y en sus estudios de investigación; recursos de vital importancia y necesarios para la intervención comunitaria. El fomento de la participación comunitaria generará en las personas un nivel de conciencia, movilización, autonomía y autogestión que hacen posible comprender la realidad, apropiarla y transformarla.
Llama la atención que existen factores de riesgo muy punzantes y a la vez preocupantes que están haciendo mella en la, de por sí, precaria situación en la que viven y conviven los habitantes de comunidades insalubres, mismos que desde luego la gente urbana tampoco está exenta de padecer; nos referimos a la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, obesidad, consumo de sustancias nocivas (alcohol y tabaco), así como los factores ambientales que existen en dichos espacios y que pueden ser un factor de riesgo para la salud.
La comunidad tiene arraigadas malas costumbres respecto a nutrición y alimentación, consumiendo principalmente bebidas procesadas de cola, ricas en carbohidratos y comida chatarra, contribuyendo así a la desnutrición y obesidad. La educación y el saneamiento del medio son estrategias básicas que no deben perder de vista las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Algunas recomendaciones

La destacada alumna de enfermería Susana Saraí Reyes Robles, en charla con Vivilladas, puntualiza varias recomendaciones prácticas para rescatar comunidades saludables. Veamos algunas de ellas:
1.- Realizar prevención primaria y promoción de la salud por medio de pláticas para educar a la comunidad acerca de la necesidad de modificar su estilo de alimentación para prevenir enfermedades crónico-degenerativas. Concientizar a los padres de familia acerca de la importancia alimenticia de los niños. Y en primarias poner en marcha un programa de desayunos escolares, que garantice la buena alimentación del niño. 2.- Crear campañas deportivas y culturales con la finalidad de evitar las adicciones, violencia intrafamiliar, sobrepeso y obesidad. 3.- Fomentar campañas dirigidas a hombres mayores de 40 años, exclusivamente, para informar acerca de los factores de riesgo y prevención de cáncer de próstata. 4.- Organizar pláticas dirigidas a la localidad, por rangos de edades, sobre la importancia que tiene la higiene personal y familiar. 5.- Educar a las mujeres sobre la importancia que tiene la autoexploración de la glándula mamaria, y la realización del Papanicolaou para detectar y disminuir oportunamente el cáncer de mama y el cáncer cérvico-uterino y 6.- Prevenir el consumo de alcohol y tabaco por medio de exposiciones acerca de las consecuencias que conllevan estas sustancias adictivas.
Para concluir diremos que el saneamiento es vital para la salud, ya que brindar instalaciones de salud adecuadas y promover buenas prácticas de higiene ha demostrado ser prácticas efectivas en una reducción efectiva de las enfermedades; asimismo, el saneamiento contribuye de manera eficaz para el desarrollo comunitario, donde la atención de las condiciones escolares es fundamental para ello por los riesgos que corren tanto niños como niñas en sus diferentes etapas; abatir la inequidad entre comunidades urbanas y los asentamientos rurales e indígenas. Finalmente, es justo puntualizar que el saneamiento comunitario debe valorarse como una excelente inversión económica, pues tiene un impacto positivo significante en la reducción de la pobreza y el crecimiento de la sociedad, donde por cierto, con la cultura de la salud también se protege el medio ambiente. Cabe señalar que la prevención de las enfermedades es básica para evitar, en lo posible, inyectar dinero a manos llenas en el tratamiento de las enfermedades y de sus innumerables consecuencias. El saneamiento es un derecho humano, un derecho de aplicación inmediata y no una caridad, y debe enfocarse a grupos sociales más vulnerables y marginados. En otro sentido señalamos que Henri Becque externó: la libertad y la salud se asemejan… su verdadero valor se reconoce cuando nos hacen falta. ¿Habrá duda de ello?

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas