José Padilla Alegre
El derecho y sus glosas
El derecho deportivo y el futbol profesional en México
Viernes 11 de Julio de 2014
A- A A+

Deporte es la actividad física y mental generalmente de competencia, expresada a través de diversas formas integradas y organizadas con ciertos principios y reglas, que equilibran el desarrollo integral del ser humano, lo que potencialmente permite una justa convivencia y esparcimiento de los hombres en sociedad, Del Carmen, Montenegro y Hernández (2008).
Deportista profesional, es aquel que dedica su capacidad física y posibilidades en alguna especialidad deportiva, al logro de compensaciones económicas inmediatas, y que, para subsistir, depende del ejercicio o práctica de tal especialidad, Cantón Moller y Vázquez Moreno.
Derecho deportivo es el conjunto de normas jurídicas que regulan la conducta del hombre con relación al deporte y su entorno, por tanto su objeto de estudio son las normas jurídicas que regulan la conducta humana en relación con la organización y práctica del deporte y sus diversas manifestaciones, y los sujetos de la rama jurídica en comento son las personas físicas y morales de naturaleza privada o pública vinculadas con el deporte en donde las relaciones jurídicas deportivas pueden ser sustantivas o materiales y adjetivas o procesales.
Otros autores como Carrero y Quintero (2012) denominan a la materia como derecho del deporte, conceptualizándolo como el conjunto de normas tanto públicas como privadas que regulan la actividad deportiva.
Una vez identificada la actividad y su concepto de derecho, cabe la pregunta, ¿existe reconocido en la Constitución, el derecho al deporte? y la respuesta es, sí, ya que el último párrafo del artículo 4° constitucional refiere que “Toda persona tiene derecho a la cultura física y a la práctica del deporte. Corresponde al Estado su promoción, fomento y estímulo conforme a las leyes en la materia”.

Deporte, futbol y trabajo

El deporte como espectáculo ha tenido un desarrollo tal que en la actualidad es uno de los entretenimientos que acapara la atención de sectores muy bastos de la sociedad y dentro de éste a no dudarlo se encuentra el futbol -conducta humana de naturaleza privada- como el más importante, el que capta la atención de muchos millones de habitantes del planeta, razón por la que analizaremos cómo se encuentra organizada esa actividad profesional en la Ley Federal del Trabajo, tocando algunos aspectos de la realidad que son violatorios de la normatividad.
En México el futbol profesional se encuentra regulado en la Ley Federal del Trabajo como una relación laboral de los llamados especiales, según se desprende de los artículos del 292 al 303, los que de manera particular dan cuenta de las características de este trabajo estableciendo que en nuestro país son deportistas profesionales los jugadores de futbol, beisbol, basquetbol, frontón, box, luchadores y otros semejantes, con lo que deja abierta la posibilidad de considerar a otros deportistas también dentro de la actividad profesional, como lo es actualmente el tenis, el golf y como lo fue en su momento el automovilismo de Fórmula Uno.
De lo artículos invocados aplicados al futbol podemos destacar que se rompe la máxima del derecho del trabajo mexicano de “a trabajo igual salario igual”, cuando señala en el artículo 297 no es violatoria del principio de igualdad de salarios la disposición que estipule salarios distintos para trabajos iguales, por razón de la categoría de los eventos o funciones, de la de los equipos o de la de los jugadores, también como excepción no se estipula pago de prima dominical (artículo 300 en relación con el 71) cuando el espectáculo se realice en domingo.
Por otra parte, en caso de transferencia del jugador, será sólo con el consentimiento del futbolista (artículo 295) y también como requisito el deportista obtendrá una prima económica por el traspaso a otro equipo (artículo 296) el que será hecho del conocimiento del jugador cuando la empresa o club funcione con un reglamento o cláusulas respecto de primas económicas, siendo en principio el monto de la prima por acuerdo entre las partes, tomando en cuenta la categoría de los eventos o funciones, la de los equipos, la del deportista profesional y su antigüedad en la empresa o club, si no se estipula el porcentaje de la prima previa a la contratación, la participación del deportista profesional en la prima será de un 25 por ciento, por lo menos. Si el porcentaje fijado es inferior al 50 por ciento, se aumentará en un cinco por ciento por cada año de servicios, hasta llegar al 50 por ciento, por lo menos, el deportista profesional se compromete a las siguientes obligaciones: someterse a la disciplina de la empresa o club, concurrir a las prácticas de preparación y adiestramiento en el lugar y a la hora señalados por la empresa o club y concentrarse para los eventos o funciones, efectuar los viajes para los eventos o funciones de conformidad con las disposiciones de la empresa o club. Los gastos de transportación, hospedaje y alimentación serán por cuenta de la empresa o club; y respetar los reglamentos locales, nacionales e internacionales que rijan la práctica de los deportes (artículo 298), también como obligación los profesionales del deporte.
Como prerrogativas a favor de los futbolistas y a cargo de los patrones, se encuentran el servicio médico periódico, conceder a los trabajadores un día de descanso a la semana -el cual dicho sea de paso no se les otorga cuando se encuentran concentrados o en pretemporada-, supongo que se les compensa con otros días o permisos, no debe haber una exigencia excesiva que ponga en peligro la salud o vida del deportista (artículos 300 y 301), finalmente como causas especiales de rescisión y terminación de la relación de trabajo, están la indisciplina grave o las faltas repetidas de indisciplina, y la pérdida de facultades.
El deber ser de las normas de trabajo para los profesionales del deporte y que aplicamos al futbol, encuentra contrariedades en la práctica de la relación laboral, ya que pareciera que todos los jugadores profesionales en México fueran estrellas lo que no es así, pues el deporte a que nos referimos no es exclusivo de la llamada Liga MX, ya que hay otros torneos en ligas inferiores en los que los futbolistas aceptan las cantidades que les proponen los dueños de los equipos con tal de seguir jugando, no todos los jugadores “profesionales” están inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social por lo que están expuestos a lesiones y con ello al eventual retiro, y con el Draff -el mercado de piernas- se violenta los artículos 295 y 296, dado que hasta el lugar donde se practique las transferencias, acuden los jugadores que no están contratados, para enterarse de su traspaso, por lo que en la práctica no existe para algunos jugadores el consentimiento previo; cuando surgen problemas entre la directiva y algún jugador la carta es retenida por el club y no le permiten la transferencia, cuando el equipo baja el rendimiento ponen a los jugadores a medio sueldo, y más situaciones anómalas.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

El aeropuerto y su consulta

DEL 68 AL 2018

Las reformas a la ley burocrática del estado

15 de septiembre y Ayotzinapa

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad